Inicio Cultura Llegó la primavera… y con ella las alergias

Llegó la primavera… y con ella las alergias

Alergias

(Agencia Informativa Conacyt).- Llegó la primavera y con ella el sol, las flores y el retorno de algunas aves que migraron durante el periodo invernal. Pero el polen emitido por las plantas podría pasar de ser un maravilloso aroma para convertirse en una pesadilla para la nariz, y es que con la primavera también llega la alergia primaveral.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, al menos 40 por ciento de la población global padece alguna alergia, algo que puede exacerbarse en la segunda estación del año, debido a que las plantas y el pasto liberan granos de polen al aire, el cual termina en la nariz y en la garganta.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, la doctora en medicina Sandra González Díaz, jefa del Centro Regional de Alergia e Inmunología Clínica de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), miembro de posgrados de excelencia de Conacyt y parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) con nivel I, advirtió sobre los potenciales riesgos alérgicos en primavera.

“Las enfermedades alérgicas ocupan, desde un punto de vista epidemiológico, un alto grado de incidencia y prevalencia. Van en aumento en todo el mundo, por lo que se reconocen como las epidemias del siglo XXI”.

En la temporada primaveral se puede presentar rinitis alérgica, que es la presencia de estornudos en salva o una secuencia de ellos dos o tres veces al día, comezón, prurito óptico y en la garganta, nariz o boca. Otro padecimiento que puede presentarse es la rinorrea acuosa. Todo esto tiende a aumentar durante el cambio estacional.

Ante el padecimiento de alguna alergia primaveral, es importante no caer en la automedicación ni recomendaciones de personas que no sean expertos en la materia, pues la creencia popular es que las alergias “se pasan solas”.

“Ante este padecimiento, es necesario que se realice una evaluación alérgica por un especialista certificado en alergia e inmunología clínica, un historial y exploración, así como otros métodos auxiliares para diagnosticar y poder tratar a su debida manera”.

La doctora Sandra González explicó que, así como el diagnóstico, el tratamiento es multifactorial, ya que una parte son tratamientos farmacológicos, otra es el control de medio ambiente, o sea lo que no debe de estar en casa, la dieta de eliminación y la inmunoterapia.

Asimismo, recalcó la importancia de no creer en los remedios y prevenciones caseros que por la temporada circulan en la red, pues cada organismo presenta susceptibilidades diferentes.

“Hay que consultarse y evaluarse, esa es la única solución. Eso de tomar agua, hacer ejercicio, llevar una dieta balanceada y dormir bien no son tratamientos ni prevenciones de alergias, sino consejos generales para estar sanos. Las alergias son cosas inmunológicas”.

Aclaró que la acentuación de alergias no es solo en primavera sino en los cambios de climas durante todo el año, y que todas las personas tienen una reacción diferenciada en determinada estación.