Inicio Cultura En busca de nuevos tratamientos contra el cáncer de próstata

En busca de nuevos tratamientos contra el cáncer de próstata

Prostata

(Agencia Informativa Conacyt).- El doctor Iván Delgado Enciso, profesor investigador de la Universidad de Colima (Ucol) y coordinador de Investigación del Instituto Estatal de Cancerología (IEC), coordina actualmente un equipo de trabajo en torno a un proyecto de investigación encaminado a determinar nuevos usos de algunos fármacos antiinflamatorios para mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer de próstata.

Señala que desde hace algunos años se dio cuenta de que algunos fármacos antiinflamatorios podrían servir como auxiliares en el tratamiento de varias neoplasias, a partir de pruebas de células en cultivos de laboratorio, posteriormente en animales de experimentación y actualmente se encuentra en periodo de validación en pacientes humanos.

De acuerdo con el proyecto de investigación, que se desarrolla con apoyo financiero del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), los fármacos investigados generalmente son de patente vencida, lo que quiere decir que no son caros y “creemos que sí tienen un efecto benéfico”.

Sin embargo, se reserva los nombres de los medicamentos sometidos a pruebas para evitar que la población genere expectativas antes de que su utilidad sea confirmada científicamente.

“Estamos comprobando que uno de esos fármacos tiene efecto antineoplásico en humanos y al parecer también una mejora en la calidad de vida de pacientes con cáncer de próstata avanzado, pues este proyecto va dirigido a ellos, que tienen opciones de terapia muy limitadas o agresivas; desgraciadamente este tipo de cáncer afecta mucho a personas de edad avanzada y las quimioterapias a veces no las toleran muy bien, el médico oncólogo considera que no es factible, o bien los pacientes no aceptan la quimioterapia”.

Ante lo anterior, Delgado Enciso considera importante tener una alternativa con efectos secundarios adversos menos fuertes que pudieran ayudar en algún sentido, o bien si reciben la quimioterapia, que sea un medicamento auxiliar para ayudar. Hasta ahora, los resultados de esta investigación son que sí hay un efecto benéfico y en los próximos meses estarían listos los resultados finales para ser publicados en una revista internacional.

El investigador explica que una de las líneas de investigación del laboratorio consiste en buscar una nueva utilidad a fármacos comunes, baratos, de fácil acceso, en contra del cáncer, porque muchos procesos a nivel celular tienen que ver con cuestiones de inflamación, no necesariamente con inflamación visible, sino una que favorece la formación de nuevos vasos sanguíneos o que las células crezcan más.

“La inflamación es un proceso complejo, entonces algunos antiinflamatorios afectan ahí, pero no todos, por ejemplo probamos la aspirina y aunque es el antiinflamatorio por excelencia, no tuvo un efecto en contra del cáncer, pero sí algunos de otro tipo”.

Delgado Enciso refiere que aunque los fármacos se venden para una cosa, también pueden atacar o perjudicar otra, esto es, sus efectos son muy diversos y cada fármaco tiene efectos diferentes, entonces algunos que se venden como antiinflamatorio también tienen un efecto colateral contra algún tipo de cáncer y nosotros estamos valorándolo en el de próstata.