Inicio Guanajuato Dialogan con el Secretario de Salud sobre el estatus del coronavirus en...

Dialogan con el Secretario de Salud sobre el estatus del coronavirus en la entidad

6
0

Guanajuato, Gto.– Encabezada por las diputadas y los diputados que integran la Comisión de Salud Pública, se llevó a cabo una reunión con el Secretario de Salud, Daniel Alberto Díaz Martínez, para dialogar sobre el estatus del coronavirus en la entidad y las acciones para mitigar su impacto.

Díaz Martínez, señaló que todas las acciones están encaminadas a respaldar la salud de los guanajuatenses y de las personas que visitan la entidad. Indicó que, hasta el día de hoy, en el mundo, existían más de 130 mil personas infectadas y que en Guanajuato, los dos casos registrados están asociados a la importación.

El funcionario fue enfático en que no se debía generar pánico, pero sí recordar lo sucedido en 2009, con la influenza, a través de las medidas de prevención. Afirmó que. de no ser responsables con la prevención, esta enfermedad podía poner a prueba los sistemas de salud y lo que se buscaba era evitar que haya muchos casos al mismo tiempo y reducir el número de casos graves.

También mencionó que IMSS, ISSSTE, SEDENA y los hospitales privados están trabajando de manera conjunta para enfrentar esta situación. Señaló que esta pandemia tiene una tasa global de letalidad promedio de 3.7%; del total de los casos el 85% promedio se presentan como leves, pero que a pesar de que la mayoría fueran casos leves no se podía minimizar la situación, ya que con el 10% que se enfermen de gravedad se colapsaría el sistema de salud.

El secretario manifestó que hasta el día de ayer se tenían 82 casos confirmados a nivel nacional; que en Guanajuato se han descartado ya 31, se estaban estudiando 7 casos y había dos confirmados, más 4 que están estudiando en el IMSS.

Díaz Martínez agregó que en Guanajuato todavía no existían laboratorios ni hospitales privados que contaran con pruebas rápidas. Dijo que la entidad se encontraba en estado 1, lo que significaba que eran aún casos importados sin contagio comunitario; y resaltó que no se contaba con la capacidad para atender a muchos pacientes al mismo tiempo, de ahí la importancia de la sana distancia, las medidas higiene, la suspensión temporal de actividades no esenciales, la reprogramación de eventos y la protección de personas adultas mayores y embarazadas.

Agregó que Guanajuato no tiene recurso adicional para atender el tema, y máxime que ya no se cuenta con los recursos del fondo para gastos catastróficos, por lo que se debería reconsiderar que se pudiera acceder al mismo.

El funcionario hizo énfasis en la importancia de las medidas preventivas como son: lavarse las manos frecuentemente con agua y jabón o utilizar gel con base de alcohol al 70%; al toser o estornudar, utilizar el estornudo de etiqueta, que consiste en cubrirse la nariz y boca con un pañuelo desechable o con el ángulo interno del brazo; no escupir; si es necesario hacerlo, utilizar un pañuelo desechable, meterlo en una bolsa de plástico, anudarla y tirarla a la basura; después lavarse las manos.

Asimismo, no tocarse la cara con las manos sucias, sobre todo la nariz, la boca y los ojos; limpiar y desinfectar superficies y objetos de uso común en: casas, oficinas, sitios cerrados, transporte, centros de reunión, etc., ventilar y permitir la entrada de luz solar; quedarse en casa cuando se tienen padecimientos respiratorios y acudir al médico si se presenta alguno de los síntomas (fiebre mayor a 38° C, dolor de cabeza, dolor de garganta, escurrimiento nasal, etc.).

Finalmente, indicó que está disponible para la población la página coronavirus.gob.mx, el chat y la línea telefónica las 24 horas.

En la ronda de preguntas, la diputada Emma Tovar Tapia agradeció la atención de las autoridades de la Secretaría de Salud, y cuestión si los casos de Guanajuato estaban incluidos dentro de los que se contemplan a nivel nacional. Por su parte, la legisladora Katya Cristina Soto Escamilla cuestionó cómo estaban midiendo la respuesta de la ciudadanía.

En su intervención, la congresista Libia Dennise García Muñoz Ledo manifestó que parecía que había una aparente inmunidad en los niños, porque los casos que se habían venido presentando alrededor del mundo no les afectaron tanto, si tenía información al respecto; y por otro lado, indagó si las personas que padecen enfermedades crónico degenerativas tenían que tomar medidas preventivas adicionales.

El diputado Víctor Manuel Zanella Huerta apuntó que la Organización Mundial de la Salud estaba insistiendo en las pruebas y la capacidad de los países de hacerlas y poder detectarlas y en su caso aislarlas, por lo que cuestionó sobre la capacidad que tenía el estado en la realización de ese tipo de pruebas; así como las medidas establecidas para restaurantes, bares y lugares de concentración de personas
También la legisladora María Magdalena Rosales Cruz indagó sobre el criterio que se tomó para la suspensión de clases del sistema educativo básico y superior; mientras que la diputada Celeste Gómez Fragoso preguntó si las pruebas del IMSS o ISSSTE iban al laboratorio estatal, y si tenían contemplado a cuánto ascendería el costo para garantizar la salud de los guanajuatenses en el peor de los escenarios.

En su intervención, la congresista Ma. Guadalupe Guerrero Moreno cuestionó qué sucedía con las personas que no contaban con medios electrónicos para informarse y cómo estaban llegando a esas comunidades alejadas.

Por su parte, el legislador Héctor Hugo Varela Flores señaló que en Guanajuato se tienen empresas de diferente índole y número de empleados, y que era difícil de conservar la sana distancia, sobre todo en las armadoras. En ese sentido, cuestionó sobre qué se estaba haciendo y si se había platicado con el Consejo Coordinador Empresarial.

El congresista José Huerta Aboytes cuestionó si Guanajuato estaba capacitado en caso de que se presente un escenario de epidemia y si habría recursos humanos y materiales suficientes, y si la federación ya había manifestado su voluntad en cuanto a recursos.

En su oportunidad, la diputada Vanessa Sánchez Cordero indicó si había la posibilidad en Guanajuato de incrementar las camas y ventiladores de terapia intensiva, y de dónde saldría ese recurso; así como la efectividad de clausurar las actividades no esenciales en la experiencia de otros países. Mientras que el congresista Juan Elías Chávez cuestionó sobre las medidas que se podrían tomar si la importación fuera de estado a estado.

La congresista Martha Isabel Delgado Zárate preguntó por qué era más preocupante este nuevo tipo de coronavirus en comparación con los otros que ya existían, y que pasaría si no se atienden estas medidas de prevención; en tanto, el diputado J. Jesús Oviedo Herrera se pronunció por conocer las medidas que deberían de enfatizarse para contener desde el ámbito administrativo la trasmisión y conocer si en verdad se iba adquirir un hospital móvil como lo estaban dando a conocer los medios.

Finalmente, el legislador Raúl Humberto Márquez Albo manifestó que el escenario complicado era pasar a segunda fase y que en ese aspecto qué otros mecanismos se estaban realizando para cuando se detecte la segunda base no se rebase.

En sus respuestas, el Secretario de Salud y su equipo respondieron que los casos detectados se sumarían a nivel federal, pero iban un poco desfasados por el tiempo de captura; que aún no había transmisión comunitaria; que lo que se sabía hasta el momento era que había que proteger a los niños y tener completo su esquema de vacunas porque no existía hasta el momento evidencia científica suficiente de que no sean afectados por la enfermedad, por lo que hasta el momento lo más importante era cuidarlos, por ellos la suspensión de clases.

Señalaron que los grupos más vulnerables eran las mujeres embarazadas, adultos mayores, quienes padezcan hipertensión, VIH, fibrosis pulmonar, fumadores. Precisó que hasta el momento no había tratamiento específico ni vacuna, solo medicamentos de soporte y cada paciente se atendía con base en sus particularidades.

Respecto a las pruebas, indicaron que hasta el momento no ha habido falta de pruebas y unas han sido enviadas desde nivel federal; que la prueba se tarda un día y a nivel nacional no hay suficientes laboratorios que las hagan y que el estado contaba con un laboratorio para realizar las pruebas; y afirmó que las pruebas serían suficientes o no en función de los escenarios.

En cuanto al estudio de casos, señalaron que se han estudiado a todas las personas que se han identificado que han viajado a un país con transmisión comunitaria o han tenido contacto con personas que provienen de esos países; y que la prueba no modifica el curso de la enfermedad, el tratamiento ni la duración.

También informaron que desde enero se estaba trabajando en la capacitación de los prestadores de servicios con talleres permanentes; que entre mejores condiciones de salud se tengan el virus es menos agresivos, por lo que las personas con padecimientos crónico-degenerativos debían estar bien controlados; que los criterios que se tomaron en el tema de la suspensión de clases era la medida más efectiva para cortar los contagios y se tenían que tomar decisiones que posiblemente beneficien a muchos, además de que fue una decisión tomada en el Consejo Estatal de Salud, y lo único que se hizo fue adelantar tres días con respecto a lo indicado a nivel nacional.

Además, informaron que se acordó con el IMSS que ellos tomen su muestra y sigan con su proceso pero que les envíen una muestra para analizar en el laboratorio estatal y tener antes los resultados.

Asimismo, subrayaron que de no hacer caso a las medidas de prevención y caer en un escenario de pandemia la erogación podía llegar a ser incalculable, dependiendo del impacto; y no habría recursos suficientes para atender ese escenario, por lo que se insistían en el tema de la prevención y las recomendaciones emitidas.

De igual manera, dieron a conocer que las unidades de la salud están haciendo su trabajo de campo para llegar a las comunidades donde no hay acceso, con labor de promoción; que las medidas restrictivas van a escalarse con base en las circunstancias; que no hay tratamiento específico ni vacuna que nos proteja contra la enfermedad, no hay inmunidad porque no se ha tenido contacto con el virus y el sistema inmune no ha generado defensas; que se está tratando de evitar que haya muchos casos al mismo tiempo en la población para que no colapse el sistema de salud; y que las unidades monitoras de influenza empezarán a funcionar como detectoras de coronavirus, para hacer búsqueda intencionada de personas.

Finalmente, fueron enfáticos en que se deben respetar las medidas básicas de prevención y el distanciamiento social, lo que ayudará mucho a que no crezcan los casos; detener las actividades no esenciales; y en cuanto al hospital inflable, se dijo que era un proyecto que se tenía desde hace ya tiempo atrás por los eventos multitudinarios que siempre tiene el estado; que no era por el tema del coronavirus, y que costaban alrededor de 21 millones de pesos.

La mesa de trabajo estuvo encabezada por las diputadas Emma Tovar Tapia y Katya Cristina Soto Escamilla; así como por los diputados Raúl Humberto Márquez Albo -presidente de la Comisión- y Jaime Hernández Centeno, integrantes de la Comisión de Salud.

Además, estuvieron presentes las diputadas Martha Isabel Delgado Zárate, Ma. Guadalupe Guerrero Moreno, Libia Dennise García Muñoz Ledo, Celeste Gómez Fragoso, María Magdalena Rosales Cruz y Vanessa Sánchez Cordero; así como los diputados Víctor Manuel Zanella Huerta, Héctor Hugo Varela Flores, Juan Elías Chávez, J. Jesús Oviedo Herrera, José Huerta Aboytes e Isidoro Bazaldúa Lugo.

Por parte de la Secretaría de Salud participaron Daniel Alberto Díaz Martínez, secretario; Fátima Melchor Márquez, jefa de Epidemiología; Fernando Reynoso Márquez, coordinador general de Administración y Finanzas; y Francisco Javier Martínez García, director general de Planeación y Desarrollo.

Artículo anteriorInvitan a adoptar medidas de prevención contra coronavirus
Artículo siguientePiden hacer uso responsable de número de emergencias