Vivienda de interés social en Tijuana: ¿es habitable?

Vivienda

(Agencia Informativa Conacyt).- Una vivienda es mucho más que cuatro paredes y un techo. Hay una relación simbólica y práctica entre los individuos y su hogar.

Para la Organización de las Naciones Unidas (ONU), una vivienda adecuada debe cumplir con criterios como disponibilidad de servicios, materiales, instalaciones e infraestructura; accesibilidad; ubicación; seguridad de la tenencia; adecuación cultural, y habitabilidad.

Investigadores de la Universidad Autónoma de Coahuila (Uadec) afirman que el cumplimiento del criterio de habitabilidad en una vivienda implica que ofrezca espacios adecuados a sus ocupantes, protegerlos de las inclemencias del clima y otras amenazas para la salud, además de garantizar su seguridad física.

“Elementos como la estructura, los materiales de construcción, la ventilación e iluminación natural, así como el agua potable y el drenaje, el número de personas por cuarto, entre otros aspectos, son determinantes en las condiciones de habitabilidad”, señalan los investigadores de la Uadec en el artículo “¿Cómo es la habitabilidad en viviendas de interés social? Caso de estudio: fraccionamiento Lomas del Bosque y Privadas la Torre en Saltillo, Coahuila”.

En Tijuana, investigadores de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) evaluaron conjuntos habitacionales localizados en la periferia de la ciudad y cómo ha influido su ubicación en el bienestar de los residentes.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, la doctora María de los Ángeles Zárate López, profesora de tiempo completo de la Escuela de Ciencias de la Ingeniería y Tecnología (Ecitec) de la UABC, mencionó que los conjuntos habitacionales Valle San Pedro, Villa del Campo y Valle de las Palmas fueron analizados como parte del proyecto Conjuntos habitacionales en Tijuana, Baja California: un estudio integral sobre habitabilidad, espacio público y sustentabilidad.