Semana Mundial del Cerebro, un evento con impacto social

Cerebro

Poder Judicial

(Agencia Informativa Conacyt).-¿Cómo contribuyen las neurociencias a la sociedad? ¿En qué problemas de salud intervienen y cuáles son las propuestas de solución? ¿Cómo socializar este conocimiento en beneficio de la población? Estas preguntas son la base de las preocupaciones de los científicos del Centro de Investigaciones Cerebrales (Cice) de la Universidad Veracruzana (UV), quienes a través de la Semana Mundial del Cerebro transmiten anualmente sus avances y contribuciones a este campo de estudio.

Encontrar explicaciones racionales sobre la realidad neural y sus dificultades, a pesar de la red que constituye la complejidad de sus fenómenos y la relación que guardan entre ellos, es hoy en día un reto casi ineludible para los investigadores en neurociencias a nivel global.

Si a esta labor se añade ofrecer propuestas de solución a problemas de salud relacionados con el cerebro y diseñar un conjunto de estrategias comunicativas para socializar los resultados, el proyecto se torna más complicado. Pero es un trabajo que algunos institutos y centros de investigación de diferentes partes del mundo, incluidos los de la comunidad neurocientífica de México y Veracruz, han tenido a bien realizar.

El Cice es uno de esos centros de investigación que busca, mediante actividades de divulgación de la ciencia, hacer accesible los resultados a un público no académico pero que se interesa por saber qué avances hay en el campo de las neurociencias y, específicamente, cuáles son las aportaciones que en Veracruz se están generando.

En este 2018, la Semana Mundial del Cerebro tiene como título El Cerebro y las Artes, para lo cual los científicos del Cice dialogarán con académicos, músicos, actores y artistas plásticos, con la finalidad de evidenciar ante un público qué sucede en el cerebro humano cuando se hace y se percibe arte.

El trabajo del Cice se ha centrado en generar producción científica de alcance internacional, sin dejar a un lado las necesidades sociales que pueden ser atendidas mediante el trabajo que se gesta a partir de sus líneas de investigación: sistema nervioso autónomo, neuro-oncología, neurobiología molecular y celular, fitoquímica, neurobiología conductual, biofísica, neuroquímica, bioestadística, neurodegeneración en médula espinal, fitopatología de la epilepsia, generación del ritmo respiratorio y dinámica mitocondrial.