La temperatura del dolor

Temperatura del dolor

(Agencia Informativa Conacyt).- La estudiante de la maestría en diseño e innovación de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), Mónica Ávila Moreno, desarrolló TermoFot, un dispositivo portátil que, mediante imágenes termográficas, permite la detección de posibles complicaciones en pie diabético.

La finalidad de este dispositivo es ofrecer una herramienta para el diagnóstico oportuno, de bajo costo, con un diseño y tecnología desarrollados en la Universidad Autónoma de Querétaro, que contribuya a detectar las complicaciones que se generan en el pie diabético por la mala circulación de la sangre, como infecciones, úlceras e incluso amputaciones parciales o totales.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Mónica Ávila Moreno detalló que el desarrollo de esta tecnología se basa en líneas de investigación, desarrolladas anteriormente en la Facultad de Ingeniería de la UAQ San Juan del Río, sobre la utilización de termografías para diferentes aplicaciones de salud, encabezadas por el investigador Luis Alberto Morales Hernández.

Ávila Moreno señaló que este nuevo dispositivo trabaja con una cámara y un sensor termográfico que reconoce las temperaturas de los tejidos, tanto de la planta como los laterales del pie, y los traduce en una imagen que al médico, a través de una gama de colores, le permite identificar posibles anomalías.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) define el pie diabético como la infección, ulceración y destrucción de tejidos profundos de la extremidad inferior, asociada con alteraciones neurológicas y diversos grados de enfermedad vascular periférica. El pie diabético es síndrome clínico y de complicación crónica grave de la diabetes mellitus, de etiología multifactorial, las cuales condicionan la infección, ulceración y gangrena de las extremidades  inferiores, la hospitalización o cirugía mutilante capaz de incapacitar parcial o definitivamente al paciente.

“Con el dispositivo, el médico puede darse cuenta, por ejemplo, si el paciente tiene un golpe en su pie o incluso si el calzado que utiliza no es el adecuado; todo esto se muestra a través de colores que van en tonalidades desde blancas hasta rojos muy intensos. Por otra parte, si aparecen tonalidades azules o verdes, son indicios de baja temperatura en alguna zona del pie. Los colores azules en la imagen indican mala circulación, al no haber una adecuada irrigación sanguínea en los músculos disminuye la temperatura”.

Aseguró que a partir de estas imágenes termográficas, el médico cuenta con elementos para elaborar prediagnósticos sobre posibles anomalías en el pie del paciente con diabetes.

“El reconocimiento de estos colores ayuda a identificar las temperaturas del pie que, a simple vista, pudiera verse bien, pero sabiendo el patrón de temperatura puede saber si hay alguna anomalía. De ahí la importancia del carácter preventivo del dispositivo, se busca apoyar a los médicos para hacer un prediagnóstico y evitar que se desarrolle un cuadro grave, emitir recomendaciones, ejercicios para estimular la circulación, que el paciente beba más agua o cambios en la dieta”.

Mónica Ávila Moreno destacó el carácter multidisciplinario del proyecto TermoFot que conjunta la ingeniería, el diseño, la medicina y la investigación para aportar soluciones prácticas a problemas de salud presentes en todo el país, como la diabetes.

“Las imágenes termográficas que ofrece el dispositivo no solo permiten un diagnóstico oportuno de anormalidades, también establecen una mejor comunicación entre médicos y pacientes, quienes podrán estar más informados sobre su salud y, sobre todo, estar más conscientes de sus pies, a los que no se les suele dar mucha importancia. Este proyecto tiene también una motivación personal, mi abuelo materno falleció por pie diabético y tengo otros familiares que padecen diabetes también”.

La estudiante de diseño e innovación de la UAQ subrayó que el dispositivo TermoFot se encuentra en los procesos de registro del diseño industrial ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI), así como la precomercialización, con la finalidad de que pueda ser utilizado en hospitales públicos.

“Con el dispositivo que desarrollamos ya se pueden hacer análisis sin ningún problema. En cuanto lleguemos a tener una demanda de esta tecnología, podríamos analizar variantes en aspectos como el termoformado, moldeo o impresión en 3D. Los dispositivos que existen actualmente, que inclusive trabajan a través de aplicaciones, solamente hacen el monitoreo de la temperatura que no es tan preciso”.