Diseñan sistema para detectar sufrimiento fetal

Sufrimiento Fetal

Poder Judicial

(Agencia Informativa Conacyt).- José Alejandro Díaz Méndez, doctor en electrónica del Instituto Nacional de Astrofísica, Óptica y Electrónica (INAOE), trabaja en un sistema para detectar, con una precisión superior a 90 por ciento, el sufrimiento fetal en mujeres con embarazos de alto riesgo, apoyado en la correlación hemodinámica y el electrocardiograma fetal.

Cuando existe una alteración en la circulación de oxígeno entre el bebé y su madre a través de la placenta, ya sea durante la gestación o en el momento del parto, se dice que hay sufrimiento fetal. Para diagnosticar este padecimiento los médicos generalmente recurren a la cardiotocografía, método que registra de forma simultánea la frecuencia cardiaca fetal, los movimientos y las contracciones uterinas.

“En general, la detección de la salud fetal es a través de la cardiotocografía, pero la literatura científica más reciente descarta este tipo de estudios ya que su valoración no es muy acertada, incluso puede aumentar las cesáreas porque cuando hay alguna alerta el médico opta de inmediato por esta forma de nacimiento. La tasa de falsos positivos es muy alta, lo que significa que en muchos casos no había una verdadera necesidad de cesárea”.

Lo primero que se hace, explicó el doctor Díaz Méndez, es detectar el electrocardiograma fetal, el cual es de muy baja relación señal/ruido y eso lo hace difícil de captar; sin embargo, para mejorar la obtención de estos datos se colocan sensores en el vientre de la madre y mediante algoritmos de filtrado y separación de señales se encuentra el electro fetal con una precisión de más de 90 por ciento.

“Detectamos cambios en el electro fetal, como lo haríamos con un adulto, pero con este sistema podemos encontrar marcadores evidentes, como el índice de estrés, la razón del complejo de la amplitud de la onda T sobre el complejo QRS, entre otros, que tienen una correlación con el cambio en el estado de bienestar fetal”.

El científico explicó que después de tres años de trabajo lo que han logrado es evaluar todos los posibles parámetros que los ginecólogos presentan como posibilidades de cambio en la hemodinámica fetal.

“Nosotros investigamos la correlación con el estado de salud. Cuando encontramos una alta correlación de este descriptor con el cambio de la salud fetal, lo señalamos como un marcador evidente del estado fetal”.

El doctor Alejandro Díaz Méndez añadió que utilizan un sistema de inferencia basado en lógica difusa, para detectar en mujeres embarazadas en quienes no se habían hecho pruebas, si el estado fetal era normal o estaba en sufrimiento. Los resultados arrojaron una precisión de 98 por ciento, indicó el doctor.

El grupo con que se diseñó este sistema estuvo conformado en un primer momento por 49 mujeres con problemas de restricción de crecimiento intrauterino y preeclampsia, a quienes se les practicó un monitoreo de 30 minutos a cada una.

“Los médicos monitorearon todas las variables hemodinámicas, el registro cardiotocográfico, el electrocardiograma fetal y la prueba de Apgar, y al final clasificaron el estado del feto, según su expertise clínico. Ellos nos indican qué fetos están en estado normal y los que están entrando en una etapa de sufrimiento, con esa información entrenamos nuestro sistema y después con muestras ciegas y el diagnóstico clínico evaluamos el sistema, obteniendo un 98 por ciento de sensibilidad y 100 por ciento de especificidad, es decir, que tenemos un alta tasa de confiabilidad”.

Como parte de los resultados obtenidos, el doctor Díaz Méndez añadió que de 85 registros fetales con sufrimiento, su sistema identificó 82 correctamente, es decir, solo hubo una falla en tres casos, mientras que de los 103 registros que presentaban un estado normal, todas las pruebas fueron acertadas.

El doctor Díaz Méndez mencionó que hasta ahora dependen de los registros obtenidos en el hospital de Ucrania; sin embargo, también con su equipo de trabajo ya desarrollan un sistema propio para la adquisición, procesamiento y evaluación de los registros fetales de mujeres mexicanas, pues existe un interés en trabajar con este proyecto por parte de nosocomios en Puebla.