Fab Lab Maya, tecnología e innovación en comunidades mayas

Fab Lab Maya

Poder Judicial

(Agencia Informativa Conacyt).- En la zona maya de Quintana Roo, existe un taller de manufactura distinto a los demás talleres de la región. Se trata de un laboratorio de fabricación y prototipado digital que ofrece libre acceso a sus usuarios para producir artefactos y objetos utilizando tecnología de punta.

Se trata del Fab Lab Maya. Con el registro del Instituto de Arquitectura Avanzada de Cataluña (IAAC) y miembro de la red global de Fab Labs avalados por el Centro de Bits y Átomos (CBA) del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés), el Fab Lab Maya acerca la tecnología y la innovación al sector educativo, productivo y social de comunidades indígenas de Quintana Roo.

Los Fab Labs son espacios de prototipado técnico que ofrecen acceso al uso de tecnologías de fabricación digital, promoviendo un modelo de desarrollo basado en la innovación, aprendizaje colectivo y emprendimiento.

Conforman una red global de laboratorios de fabricación que pretenden innovar en campos tan diversos como la robótica, biotecnología, ingenierías, industria automotriz, diseño textil, manufactura artesanal, entre otros. De acuerdo con cifras de la Fundación Fab, actualmente existen mil doscientos Fab Labs distribuidos en 30 países. México cuenta con 14 laboratorios registrados, entre ellos, el Fab Lab Maya.

“La misión del Fab Lab Maya es ofrecer un espacio de aprendizaje colectivo y producción cooperativa que impulse proyectos de innovación. Apoyamos los procesos productivos de las actividades económicas en nuestra localidad, enfocadas principalmente hacia el turismo. Con este proyecto, nos sumamos al espíritu de la ‘democratización de la tecnología’ que promueven los Fab Labs a nivel mundial, ya que nuestro laboratorio está disponible para cualquier persona de cualquier edad, sin importar si tiene los conocimientos técnicos, si habla maya o español”, expresó.

Con fondos de inversión propia y equipado con las herramientas características de un laboratorio de creación digital, el Fab Lab Maya se ha abierto camino desde octubre de 2015, a través de tres programas estratégicos dirigidos a sectores clave de la comunidad y que comparten un objetivo común: regresar a la producción local.

El programa Maker Kids es un programa educativo dirigido a niños y jóvenes donde, a través de talleres, los participantes aprenden sobre programación, diseño, prototipado y el valor de crear objetos y artefactos a partir de ideas propias.

El programa Mayan Tech es una iniciativa que recibe financiamiento del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) y funciona como un modelo de incubadora de emprendedores de tecnología, cuenta además con la certificación como Taller de Alta Especialización por la Secretaría de Economía. En este programa participan jóvenes de nivel medio y superior a través de convenios de colaboración con instituciones académicas locales. Fruto del trabajo de este programa, se cuenta con dos prototipos desarrollados por estudiantes mayas que han recibido reconocimiento a nivel internacional. Se trata de los jóvenes Pablo Yiut Aban y Maritere Maldonado que desarrollaron el prototipo de una mano traductora de lenguaje dactilológico y Luis Fernando Cituk Balam quien diseñó un sistema de riego de alta eficiencia.

Por último, el programa Fab Crafts es un modelo de creación de artesanías utilizando tecnología. Trabajan con los grupos de artesanos de la localidad y brindan capacitación en nuevos modelos de negocios, apoyan el rediseño de sus productos y los orientan en el uso de la maquinaria y herramientas del laboratorio. En el mundo, solo existen dos laboratorios registrados para el desarrollo de artesanías, en Italia y China. Con este programa, Fab Lab Maya pretende ser el tercer laboratorio registrado para obtener el aval como Academia Artesanal para Latinoamérica, iniciativa desarrollada actualmente en conjunto con Perú, Costa Rica, Ecuador, Chile y Colombia.

A futuro, Fab Lab Maya pretende consolidar su oferta de actividades y programas a través de modelos de diseño y fabricación accesibles a cualquier usuario, impulsando la producción local. Además, incursionará en el campo de la fabricación de biotextiles a través del cultivo de materias primas. Finalmente, y conscientes de la responsabilidad de sembrar semillas de curiosidad sobre tecnología en las futuras generaciones, Fab Lab Maya seguirá promoviendo oportunidades de aprendizaje para acercar a niños y jóvenes al movimiento maker.