Nanomedicinas para animales marinos

Marinos

Poder Judicial

(Agencia Informativa Conacyt).- Científicos mexicanos analizan la viabilidad de utilizar nanopartículas de plata para tratar enfermedades que afectan a animales marinos de interés comercial y que son reproducidos mediante técnicas de acuacultura, tales como camarón, abulón, ostión y diferentes especies de peces.

El éxito obtenido en investigaciones que han probado la efectividad de las nanopartículas de plata en los campos de la medicina humana, la veterinaria y la agricultura, incentivó el interés de científicos que buscan generar tratamientos contra bacterias y virus que atacan organismos acuáticos.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, la doctora María Cristina Chávez Sánchez, especialista del Centro de Investigación en Alimentación y Desarrollo (CIAD), unidad Mazatlán, y responsable del proyecto, comentó que las enfermedades representan uno de los factores de mayor impacto negativo en el desarrollo de la acuacultura.

Dado que no existen antecedentes que indiquen el efecto que las nanopartículas de plata tendrán en organismos marinos, los investigadores se enfocan –en una primera etapa- en analizar sus repercusiones en la inocuidad de los animales, principalmente tomando en cuenta que se convertirán en alimento para humanos.

“Una vez que determinemos que las nanopartículas de plata no les hacen daño o es mínimo, porque con cualquier fármaco que se introduzca al cuerpo de alguna manera estamos introduciendo algo que no le pertenece y siempre hay reacciones que pueden ser desde ligeras hasta mortales, entonces si el daño es nulo o mínimo, luego empezaremos a tratar los diferentes microorganismos que queremos contraatacar”, explicó la doctora Chávez Sánchez.

Indicó que si se logra comprobar que las nanopartículas de plata no hacen daño a los organismos marinos y que son efectivas para atacar a los patógenos, el siguiente paso será investigar qué pasa con las nanopartículas.

“¿Qué pasa con las nanopartículas? ¿Se acumulan o no se acumulan en el cuerpo de los peces, moluscos o los camarones que los humanos nos vamos a comer? Entonces si afecta o no afecta la inocuidad, esa es otra cosa”, apuntó.