Pueblos indígenas de Sonora, rutas y caminos

Institución Significativa

Poder Judicial

(Agencia Informativa Conacyt).- La institución significada: los pueblos indígenas en la Sonora colonial y republicana es un libro que se desprende de una investigación financiada por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), en la que se estudió el comportamiento de los grupos indígenas de la región en diferentes ámbitos, como el militar, político y religioso, entre los años 1767 y 1940.

El trabajo fue realizado por Zulema Trejo Contreras, investigadora de El Colegio de Sonora; Raquel Padilla Ramos y Esperanza Donjuan Espinoza, del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), así como Dora Elvia Enríquez Licón, de la Universidad de Sonora, quienes analizaron bases de datos, cartografía, documentos e hicieron entrevistas.

Al respecto, Zulema Trejo Contreras manifestó que el propósito de este proyecto consistió en investigar de manera profunda a los grupos indígenas de Sonora, enfocándose en los factores simbólicos, todo aquello que subyace a los acontecimientos históricos, por ejemplo, en la defensa del territorio yaqui, el significado de la guerra, los caminos, el río y el territorio para los pueblos indígenas.

“En los cañones de la sierra, por ejemplo, se tiene posibilidad de sobrevivir, ya que un cañón posee características que permiten la subsistencia: siempre hay una fuente de agua en las cercanías, un lugar para el cultivo y se pueden tener unos pocos de animales de cría menor, lo que permite la subsistencia”, ejemplificó.

Además, estos espacios resultaron muy importantes porque hasta el siglo XVIII los caminos y rutas eran desconocidos para los militares españoles, pues fue hasta esa época cuando arribaron ingenieros, quienes comenzaron a elaborar los primeros mapas levantados en el sitio, y entonces comenzó un periodo difícil para los grupos indígenas, pues ya no tuvieron el monopolio del conocimiento sobre la geografía del lugar.

Entre los siglos XVII a XIX, se encuentra documentada la existencia de dos grandes rutas para comunicar las provincias de Sonora con la capital de la Nueva España: la ruta de la costa, que era conocida como Camino Real Costero, este salía de lo que hoy es la Ciudad de México, pasaba por Guadalajara, Nayarit y seguía por el litoral hasta llegar a Sonora; la otra era conocida como el Camino Real de Tierra Adentro, este conectaba el centro con el norte del país y había un ramal que conducía del mismo a las provincias de Sonora.

“Sin embargo, los caminos que tomamos en cuenta para nuestro estudio son otros, los caminos internos, en toda esta época y hasta el siglo XIX, van a ser los propios ríos, seguían su curso, no había una estructura caminera que se haya construido o empedrado, eran caminos de herradura sencillos, simples veredas, y por eso es muy fácil entender esa comunicación que se tenía entre los pueblos indios entre sí”, destacó.

Por último, Donjuan Espinoza señaló que los lugares sagrados de los indígenas generalmente se ubican en los cerros, pues estaban acostumbrados a realizar sus rituales en lugares abiertos. A estos se llegaba a través de los ríos, por caminos de huella que corrían en paralelo, mismos que se recorrían a pie, por ello los españoles no podían acceder a estos lugares, pues se desplazaban en caballo o en mula.