Tendrá Chiapas uno de los laboratorios de cómputo más importantes de México

Racks

(Agencia Informativa Conacyt).- Todo empezó hace más de 10 años como un sueño “guajiro” de tres mexicanos que realizaban un posgrado o hacían investigación en el extranjero y que, además del amor por la física y las partículas elementales, compartían el anhelo de impulsar científica y tecnológicamente a México.

“Cuando se está en otro país, uno ve la diferencia de recursos, yo había estudiado en la UNAM y pensaba que estaba muy bien, pero cuando fui a realizar mi doctorado a Alemania me dieron todas las facilidades y herramientas para hacer mi trabajo y decía: ‘Ojalá que tuviéramos estos equipos en México y pudiéramos hacer experimentos así’”, relató Karen Salomé Caballero, una de las principales impulsoras del Laboratorio Regional de Cómputo de Alto Desempeño (Larcad), que se construye en Chiapas.

Hace más de una década, Karen Salomé Caballero, quien en 2014 recibió el Premio L’Oréal-Unesco “La Mujer y la Ciencia”, Luis Roberto Flores, el mexicano que estuvo más cerca del descubrimiento del bosón de Higgs, y el científico Miguel Ángel Olivo se reunían vía Skype cada semana para plantear sus ideas de lo que podían hacer para mejorar su país.

“Luis me contactó por Facebook para felicitarme y me preguntó que si estaba en Chiapas porque él iba a venir (…) Me preguntó que si nos interesaba una donación de equipo de cómputo por parte de la Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN), no sabía cuánto equipo nos podrían dar, pero él estaba explorando la posibilidad. Yo sentí como si me cayera un balde de agua fría, sabía que era una oportunidad de oro y dije: ‘Claro que sí queremos una donación’, porque la Universidad Autónoma de Chiapas (Unach) no tiene nada de eso y yo necesito mucho poder de cómputo para hacer mis investigaciones”, relató.