Cacería tradicional maya: subsistencia, tradición y comunidad

Poder Judicial

(Agencia Informativa Conacyt).- La batida es una de las cuatro modalidades principales de la cacería tradicional en la región oeste de la península de Yucatán, junto con la cacería nocturna, la cacería de acecho y la cacería oportunista. Además, es una actividad icónica de la península de Yucatán debido a la topografía llana, las condiciones ambientales y el tipo de vegetación regional, que favorecen la ejecución de la batida en esta ecorregión del territorio mexicano.

A diferencia de otras prácticas similares, la batida no se realiza únicamente con fines de subsistencia, pues representa también un espacio de convivencia, de reconocimiento de las habilidades de los cazadores y una posición de prestigio en la comunidad, de acuerdo con los estudios del Laboratorio de Ecología y Conservación de la Biodiversidad (Laecbio) del Departamento en Ecología Humana del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav IPN), unidad Mérida.

En 2005, Salvador Montiel Ortega, investigador del Departamento de Ecología humana del Cinvestav Mérida y responsable del Laecbio, emprendió un diagnóstico sobre el aprovechamiento tradicional de fauna silvestre en localidades mayas ubicadas en las inmediaciones de la Reserva de la Biósfera Los Petenes, en el estado de Campeche, con financiamiento de Fondos Mixtos (Fomix) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y el gobierno de Campeche.