Celebraciones católicas de Semana Santa

Celebraciones por la Semana Santa

Poder Judicial

• Comunicado de la Diócesis de Irapuato
A continuación, les compartimos los horarios de las celebraciones litúrgicas de Semana Santa que se tendrán esta semana en la Catedral de Irapuato y que serán presididas por el Administrador Apostólico de la Sede Vacante de la Diócesis de Irapuato, Mons. José de Jesús Martínez Zepeda.
DOMINGO DE RAMOS – Domingo 9 de abril, 9.30 am Procesión de Ramos seguida de la Eucaristía.
JUEVES SANTO DE LA CENA DEL SEÑOR – Jueves 13 de abril, 10 am Misa Crismal. 5 pm Misa Vespertina de la Cena del Señor.
VIERNES SANTO DE LA PASIÓN DEL SEÑOR – Viernes 14 de abril, 5 pm Celebración Litúrgica de la Pasión y Muerte del Señor.
SÁBADO SANTO DE LA SEPULTURA DEL SEÑOR – Sábado 15 de abril, Este día es el corazón del Triduo Pascual. Cristo ha bajado a los infiernos. La Iglesia permanece en ayuno y oración junto al sepulcro del Señor. No hay ninguna celebración litúrgica durante el día. Caída la noche, la Iglesia celebra la VIGILIA PASCUAL DE LA NOCHE SANTA, 8 pm
DOMINGO DE PASCUA DE LA RESURRECIÓN DEL SEÑOR – domingo 16 de abril, Misa del día de la resurrección, 12 hrs. 5 pm Encuentro y Eucaristía con jóvenes.

Contexto de las celebraciones
Teniendo en cuenta la antigua Pascua judía, es decir, la experiencia de Dios liberador, los cristianos celebramos la Pascua de Cristo, su muerte y su resurrección, como primicia de la nuestra, acercándonos a su Palabra y a los Sacramentos Pascuales (Bautismo, Penitencia, y Eucaristía).
La Semana Santa es el momento religioso más importante de todo el calendario litúrgico para los cristianos, que viven con respeto y fe la ley de la abstinencia y ayuno -el Viernes Santo- participando asimismo intensamente de las celebraciones litúrgicas propias del Triduo Pascual.
Lo que el paso del Mar Rojo fue para los israelitas, así la muerte y la resurrección del Señor es para los cristianos, quienes anualmente -y cada domingo- hacen actual en ellos la Pascua del Señor, mediante la Palabra y los Sacramentos, especialmente el Bautismo, Penitencia y Eucaristía.
Es la Pascua de Cristo que ahuyenta las zozobras de la humanidad, porque Él victorioso y resucitado es “mañana y horizonte siempre abierto”.
¡Feliz Pascua de Resurrección!