Sin manifestaciones de apoyo se lleva acabo audiencia de sacerdote

Irapuato, Gto., 1 de abril. Contrario a la primera audiencia en donde hubo personas rezando y apoyando al ex sacerdote y vocero de la Diócesis de León, Jorge Raúl Villegas Chávez, acusado de violación, corrupción de menores y abuso sexual, delitos que lo tienen preso, ayer estuvo solo, cambió de abogados, ya no son los dos ex sub procuradores y está enfrentando su segunda denuncia por hostigamiento sexual en agravio de otra escolar, de un total de cinco.
Poco más tarde se pidió un receso y será el lunes a la 12 del día cuando se reinicie la audiencia, en donde se determinaría la situación legal por la segunda denuncia, ahora por hostigamiento sexual.
Lo que ayer pasó
El juez José Luis Arguello Uribe, de la primera sala de oralidad, es quien llevo a cabo la audiencia en donde al inicio de la misma que fue a las 10 de la mañana, solo se veía al sacerdote inhabilitado, sus nuevos abogados y a un costado la fiscal de la Sub Procuraduría de Justicia Región “B” representando a la menor agraviada.
No estuvieron las representantes del grupo unido de madres solteras, Norma Nolasco y Odalia Jasso, una se encontraba en la ciudad de México y otra en Jalisco, defendiendo al sujeto que mató a su esposa, la maestra que era de la ciudad de Abasolo.
Apenas había iniciado la audiencia cuando hubo el primer receso y antes de que se reanudara, entramos los medios de información a la sala uno de oralidad, estaba sin audiencia, solo los involucrados, no duramos ni 10 minutos porque ambas partes involucradas, entre ellos el propio sacerdote, pidieron fuera privada y tras varios argumentos, el juez lo aceptó.
El sacerdote inhabilitado Jorge Raúl Villegas Chávez, traía como vestimenta solo una camiseta blanca y pantalón, se le veía calmado, traía el pelo corto.
Se encuentra recluido en el CERESO local desde el pasado 24 de febrero y sería el 24 de Junio próximo cuando juez de oralidad determine sentenciarlo por la primera acusación en su contra en donde está acusado del delito de violación en agravio de la menor.