Brutal accidente deja como saldo tres muertos y heridos

Irapuato, Gto. 21 de noviembre. Un brutal y trágico accidente ocurrido en la carretera Irapuato-Cuerámaro entre los poblados Laguna Larga y Estación Joaquín, dejó como saldo 3 personas muertas y al menos 4 más lesionadas graves, mismas que fueron ingresadas a hospitales de Abasolo e Irapuato, el tráfico fue cerrado completamente más de hora y media, para que los rescatistas pudieran sacar heridos y cadáveres que estaban prensados en un Jetta, generándose un caos y confusión entre automovilistas y lugareños, que rodearon la zona para tratar de identificar a los fallecidos. Acudieron cuerpos de auxilio de Pénjamo, Abasolo e Irapuato.
Según los datos recabados en el lugar de los hechos, ayer poco después de las 21:00 horas, tanto la Policía Preventiva de Abasolo como Cruz Roja, Bomberos y Protección Civil, recibieron el reporte de un fuerte accidente ocurrido en la carretera que conecta a Irapuato- Abasolo con Cuerámaro, pero en el tramo de Laguna Larga y Estación Joaquín, donde chocaron una camioneta contra un automóvil y había varias personas lesionadas o muertas, para que fueran a verificarlo y darles ayuda.
Sin demora, al lugar señalado se dirigieron los cuerpos de auxilio y rescate, llegando minutos después y encontrando un cuadro dantesco; una camioneta Chevrolet, color azul, pickup completamente desecha hasta la mitad y un auto Jetta color blanco igualmente destrozado del frente, pero éste en el acotamiento y en su interior a varias personas prensadas, lo mismo que en la camioneta.
Viendo que el accidente era grave, los socorristas y policías pidieron apoyo a sus similares de Irapuato, sobre todo a Bomberos para que llevaran “las quijadas de la vida”. Mientras tanto, y como pudieron, fueron rescatando a los ocupantes de la camioneta, así como a uno de los fallecidos del Jetta. Siendo cerrada completamente la carretera de ambos carriles, primero, porque la camioneta quedó atravesada y segundo para evitar algún otro incidente, mientras trabajaban en el rescate de los heridos.
Como a los pocos minutos de ocurrido el brutal accidente, la zona se llenó de lugareños, que alterados buscaban acercarse a los heridos y muertos para tratar de identificarlos, la policía optó por acordonar el área y dejar que los Bomberos y socorristas trabajaran con las máquinas para sacar a los lesionados. Pero hubo algunos altercados con individuos visiblemente alcoholizados que por la fuerza querían llegar hasta donde yacían los cuerpos, siendo insuficientes los elementos para controlarlos.
Las autoridades competentes, tras revisar la zona y la posición de los vehículos involucrados, presumen que ambos circulaban con exceso de velocidad, desconociéndose las condiciones físicas con que manejaban los choferes, pero siendo el caso, que uno de ellos invadió el carril contrario, generándose el trágico choque de frente.
Con angustia fueron pasando los minutos, y los heridos que pudieron ser rescatados de entre el montón de hierros retorcidos de ambos vehículos, pasaron mucho tiempo tirados en el asfalto o en camillas, hasta que pudieron ser abordados en ambulancias y llevados de urgencia a hospitales de Irapuato, Abasolo y Pénjamo; así mismo, los cadáveres de los ocupantes del automóvil también fueron sacados y puestos a un lado, excepto el copiloto, que permaneció en el asiento hasta la llegada del Ministerio Público y peritos de la PGJE. Siendo más tarde, llevados al SeMeFo para que les practicaran la autopsia de ley y proseguir con las investigaciones del trágico caso. Por ello, en las próximas horas serán las autoridades ministeriales las que determinen cuál de los conductores fue el que ocasionó el choque, y por ende, la muerte y lesiones de los pasajeros.