UG recuerda a Cervantes en Día de Muertos

Guanajuato, Gto., a 2 de noviembre del 2016.- “No hay mucha diferencia entre un hombre dormido y uno muerto”, decía Don Quijote de la Mancha. Por eso la Universidad de Guanajuato (UG) celebra los 400 años de la muerte de Miguel de Cervantes Saavedra, devolviéndolo a la vida con una monumental ofrenda de Día de Muertos.

Se trata de la ofrenda de Día de Muertos más grande del país en su tipo, la cual se ubica en las escalinatas del emblemático edificio de la Universidad en la calle Lascurain de Retana, la cual está hecha con base en el principio fundamental de “niveles” del reino de la muerte.

Hace 15 años comenzó a ser montada esta ofrenda y la tradición no ha parado, pues como cada año en esta ocasión 240 estudiantes de la clase de Apreciación Artística de Escuela de Nivel Medio Superior de Guanajuato (ENMS), dirigidos por el Mtro. Jesús Antonio Borja, se encargaron de darle vida a esta bella costumbre que sin duda enriquece la cultura mexicana.

La ofrenda está conformada por tres niveles que conforman las Escalinatas, en el primero de los cuales encontramos la dedicación, seguido por el símbolo indígena del eclipse solar, partiendo de la idea de que Sol y la Luna son las primeras deidades que tienen en común todas las culturas y las que se ofrenda la muerte.

Para destacar el mestizaje de nuestra cultura, en el segundo tramo se ubica una cruz que representa la llegada del catolicismo a América. Finalmente, en el tercer nivel los visitantes encuentran la ofrenda a Miguel de Cervantes.

Este año los estudiantes hicieron un panteón en la cima de las Escalinatas. Todo ello cobra vida a las 7 de la noche de cada 2 de noviembre cuando los estudiantes prenden las veladoras, recreando un gran camino de luz hacia la muerte.

Durante el evento, el Rector General de la Universidad de Guanajuato, Dr. Luis Felipe Guerrero Agripino, reconoció el trabajo y talento de los estudiantes, así como su esfuerzo por compartir y afianzar las tradiciones que conforman la identidad de los mexicanos.

Por su parte, el Mtro. Jesús Antonio Borja recordó que “en México el dulce pica y la muerte se celebra”, denotando la rica y contrastante celebración del Día de Muertos de nuestro país, al tiempo que llamó a todas las instituciones a apoyar y difundir este tipo de eventos para fortalecer nuestra identidad.