Riña campal en sepelio de adolescente

Poder Judicial

Irapuato, Gto., 28 de octubre. Ayer, durante el velorio y el sepelio de un menor de 15 años, asesinado de un balazo en el tórax, durante una riña campal entre pandilleros en la colonia Barrio de Guadalupe, la policía preventiva los “blindó” , para prevenir desmanes hasta que llego la comitiva fúnebre al Panteón Municipal.
La PGJE ya identificó al responsable.
Más de dos decenas de elementos de la ley del “Operativo Enjambre” que andaban a bordo de motocicletas, estuvieron apostados frente al templo de la Calzada de Guadalupe en donde se llevó a cabo la misa de cuerpo presente de Román de 15 años.
Al término de la misma, en vehículos particulares, los amigos del menor asesinado se trasladaron al Panteón Municipal, policías municipales y viales los seguían para cuidar de que no se registraran desmanes.
“Los restos del ataque”
En la calle Durazno esquina con Naranjo, ayer aún se podían ver los “restos” de los objetos utilizados durante la riña campal que le costó la vida el menor y la versión oficial de la PGJE sobre lo sucedido fue la siguiente:
“La noche del 25 de octubre, reportan sobre una persona del sexo masculino sin vida en el Hospital General, de nombre Eduardo Román “N” de 15 años de esta ciudad, presenta una herida producida por proyectil de arma de fuego penetrante en tórax, siendo la causa de muerte, informa el Servicio Médico Forense. Sobre los hechos, refieren testigos que participó en una riña campal entre varios jóvenes ocurrida en la colonia Barrio de Guadalupe. La Unidad Especializada en Investigación de Homicidios Región B es quien toma el caso y de los primeros avances se tienen ya datos del posible agresor, por lo que se continúa indagando para su esclarecimiento”.
Ánimos caldeados
Tras sepultar a su amigo asesinado, ayer a las cinco de la tarde en la calle Durazno se habría registrado una riña campal entre los mismos pandilleros, con saldo de un herido.