Irapuato se convertirá en mejor ciudad con obras públicas de calidad

Irapuato; Gto.- Concretar las obras iniciadas en el transcurso del presente año 2016 y consolidar las grandes acciones proyectadas para el 2017, son parte de los compromisos del Alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez, para brindar mayor movilidad y mejor habitabilidad a las familias Irapuatenses y sus visitantes, informó el Director General Arturo Arnaldo Rocha Lona.

Entre las obras de mayor envergadura destaca por su importancia y por su impacto, la urbanización mediante concreto hidráulico del bulevar Solidaridad en el tramo de la calle Álvaro Obregón rumbo a la mega-bandera; donde se invertirán más de 150 millones de pesos a través de Gobierno del Estado.

Sobre esta obra, Rocha Lona dio a conocer que están proceso de licitación y en los últimos días de octubre iniciarán los trabajos físicos que se prolongarán durante los próximos diez meses.

En el mismo bulevar Solidaridad, se contempla una inversión adicional a los 50 millones de pesos para concluir el carril de Irapuato rumbo a Salamanca, también con concreto hidráulico; lo cual permitirá una mayor movilidad y mejor habitabilidad para las familias Irapuatenses y sus visitantes.

Otra de las grandes acciones consideradas en la propuesta de inversión del siguiente año, es la urbanización de la avenida San Cayetano de Luna, uno de los proyectos del Alcalde Ricardo Ortiz Gutiérrez, en el cual se invertirán más de 60 millones de pesos y cuyos trabajos concluirán en el primer trimestre del año próximo.

Actualmente ya se iniciaron los trabajos de infraestructura pluvial y sanitaria, un cárcamo que desalojará las aguas desde el bulevar Solidaridad hasta el río, además de la construcción de carriles en concreto hidráulico, guarniciones, banquetas y una ciclovía en la parte central.

Respecto de la rehabilitación integral del camino que conduce a la comunidad rural San Roque, el funcionario dio a conocer que se continuará con los trabajos en un kilómetro de longitud, en los que se aplican recursos del orden de los 6 millones de pesos; lo anterior en virtud de que no sólo se atienden los carriles de rodamiento, sino que fueron necesarias obras hidráulicas, descargas pluviales y cunetas para evitar encharcamientos en la carpeta asfáltica.