Lucha contra el cáncer de mama desde la inmunología

Lucha contra el cáncer

(Agencia Informativa Conacyt).- Los casos de reincidencia en cáncer demuestran la necesidad de desarrollar nuevos y mejores tratamientos para los pacientes, así como minimizar sus efectos secundarios.

De acuerdo con el Instituto Nacional del Cáncer de Estados Unidos (NCI, por sus siglas en inglés), el cáncer recurrente se atribuye a “células cancerosas que el primer tratamiento no pudo destruir o eliminar por completo”, por tratarse de un grupo reducido de células demasiado pequeñas para aparecer en pruebas de seguimiento.

Datos de la Secretaría de Salud indican que desde 2006, el cáncer de mama se ubica en México como la primera causa de muerte por cáncer en la mujer y se estima una ocurrencia anual de 20 mil 444 casos en mujeres, con una incidencia de 35.4 casos por cada 100 mil mujeres.

El doctor Alexander Pedroza González, investigador de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Iztacala de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), realiza estudios para conocer los mecanismos del sistema inmunológico que favorecen el desarrollo del cáncer de mama.

Su trabajo consiste en estudiar tanto las células presentes en los tumores cancerígenos, como la respuesta del sistema inmunológico de los pacientes, con la finalidad de detectar moléculas que puedan convertirse en blancos terapéuticos.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, el investigador de la UNAM puntualizó que recientemente se ha dedicado a estudiar específicamente el cáncer de mama porque las pacientes que son sometidas a cirugías —uno de los tratamientos para este tipo de cáncer— tienen altas probabilidades de reincidencia.

La inmunorregulación en cáncer es un tema que en los últimos años ha venido ganando la atención de científicos mexicanos.

En entrevista, el doctor Rommel Chacón Salinas, secretario de la Sociedad Mexicana de Inmunología (SMI) y profesor de la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional (IPN), refirió que los primeros estudios en inmunología desarrollados en el país estuvieron centrados en el análisis de enfermedades infecciosas.

“Es muy claro que el sistema inmunológico tiene muchas otras funciones y no solo contra patógenos. Un ejemplo de ello es el papel protector que tienen contra células tumorales, entonces esa es una línea que evidentemente ha ido creciendo”.

Recordó que a nivel mundial, el cáncer es una de las áreas de estudio que mayor inversión recibe para estudios científicos y que, por lo tanto, deriva en una mayor cantidad de proyectos de investigación, centrados en la biología del cáncer.

Esta situación se refleja en el surgimiento de nuevos grupos de científicos interesados por estudiar los mecanismos inmunológicos que evaden las células tumorales, ya que a partir de su conocimiento es posible proponer nuevas terapias o estrategias para controlar el crecimiento de tumores.

“La respuesta inmune tiene un papel central en el desarrollo de estas patologías y entender cómo se desarrollan esos procesos, puede dar blancos terapéuticos para combatir estas enfermedades”, concluyó el secretario de la SMI.