Los riesgos de la automedicación en el embarazo

Embarazo

(Agencia Informativa Conacyt).- El consumo de medicamentos por iniciativa propia sin la prescripción o supervisión de un médico es una actividad común en la población, pero hacerlo durante el embarazo representa un riesgo importante para la salud de la madre y el bebé.

De acuerdo con especialistas, la automedicación durante el embarazo oscila aproximadamente entre 30 y 70 por ciento, y los principales síntomas relacionados con esta actividad son náuseas, resfriado común y dolores de cabeza.

Con la referencia de que hasta ahora no había en México un estudio clínico sobre la automedicación en mujeres gestantes publicado en alguna revista internacional de investigación, un equipo de especialistas del cuerpo académico de Farmacia y Química Clínica de la Universidad de Guanajuato (UG) realizó una investigación para evaluar la prevalencia y los factores asociados con la automedicación entre mujeres mexicanas.

La investigación, publicada en la revista especializada internacional Saudi Pharmaceutical Journal bajo el titulo Self-medication practice in pregnant women from central Mexico, reveló que la automedicación de plantas medicinales y medicamentos alopáticos es una práctica común entre las mujeres embarazadas del centro del país.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores entrevistaron a mil 800 mujeres embarazadas de los estados de Guanajuato, San Luis Potosí, Ciudad de México, Estado de México, Jalisco y Querétaro, donde vive 53 por ciento de la población y anualmente se registra 40 por ciento de los recién nacidos del país, explicó en entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, Ángel Josabad Alonso Castro.

Ángel Josabad Alonso Castro, doctor en ciencias bioquímicas y líder del estudio, señaló que más de 20 por ciento de las mujeres que formaron parte de la muestra se automedican con productos hechos a base de plantas medicinales y analgésicos, principalmente, aunque también con otros productos como vitaminas y complementos alimenticios. ¿La razón principal? Aliviar los síntomas más comunes durante el embarazo.

Esta práctica, dijo Alonso Castro, tiene una influencia importante de familiares y amigos, pero además, las mujeres con más nivel de educación ejercen con mayor frecuencia el autoconsumo de medicamentos tanto alópatas como herbales.

“Creemos que entre mayor sea la preparación académica, la mujer tiene más confianza en la automedicación. Quizá es algo intuitivo y piensan que al tener el conocimiento son capaces de tomar una decisión de este tipo. También vimos que fumar y el consumo de alcohol son factores asociados con la automedicación durante el embarazo”, expresó.