Mujeres y segregados, mayores afectados ante desastres

Ancianos

(Agencia Conacyt).- Las inundaciones y los anegamientos, así como los deslaves y los derrumbes, en el Área Metropolitana de Monterrey son frecuentes y tienen graves impactos en el desarrollo de las actividades humanas en la ciudad, señala Libertad Chávez Rodríguez, especialista del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (CIESAS), unidad Noreste, quien actualmente desarrolla el tema de la segregación espacial de alto riesgo hidrometeorológico.

“Coinciden las áreas de inundación con alto grado de pobreza y marginación, por ejemplo cerca del municipio de Pesquería, Nuevo León, en el río Santa Catarina, donde hay colonias a las orillas del río, o prácticamente en él, que están muy amenazadas”, revela Libertad Chávez.

Aunque la investigación abarca el contexto social de las comunidades segregadas, el objetivo principal es conocer las motivaciones, una aproximación desde los sujetos, que incluye también la perspectiva de si se consideran o no en potencial riesgo ante un desastre natural.

“Las cuestiones subjetivas, de acuerdo con el trabajo de campo que he realizado, son las que finalmente determinan que alguien se quede en algún lugar o que salga de ahí en caso de un huracán. Es importante conocer por qué hay cosas que no funcionan en la gestión de riesgos y por qué surgieron desastres como los huracanes Gilberto en 1988 y Alex en 2010”.