Ciencia de datos, la disciplina “más sexy del mundo” emerge en México

Estudiantes

(Agencia Informativa Conacyt).- Juan no lleva bata pero es científico. Aunque tiene una formación clínica, trabaja con programación, estadística e incluso diseño, áreas que le apasionan; esas habilidades las conjuga para buscar entre datos y cifras con el objetivo de encontrar patrones y así aplicar la ciencia de datos.

Este joven, Juan Ramón Vallarta, cuenta con una maestría en ciencia de datos para la investigación en salud y biomedicina, grado de estudios que le dio habilidades para esta disciplina emergente. Su trabajo se centra en encontrar factores en común dentro un compilado de información digital.

El científico de datos relata que esta disciplina se centra en la investigación de las metodologías, las tecnologías y la implementación del estudio de los datos para encontrar patrones en estos. Su objetivo, señala, se centra en recopilar datos relevantes que pueden utilizarse como indicadores para la toma de decisiones.

Estos indicadores pueden usarse como la base para la elaboración de políticas públicas; sin embargo, también son útiles para la implementación de nuevos tratamientos y diagnósticos de enfermedades en el sector de la salud, o para estrategias enfocadas hacia los negocios.

Para estos fines, Juan señala que un científico de datos debe contar con conocimiento previo para aplicar la información encontrada en su área de especialidad, en su caso, por ejemplo, su formación como nutriólogo lo orilló a dirigir su trabajo hacia la búsqueda de patrones del sector salud.