La senda de Jatñil: la cultura kumiai en videojuego

Videojuego cultura kumiai

(Agencia Informativa Conacyt).- La Encuesta Intercensal del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de 2015, estimó que la población kumiai en Baja California está conformada por apenas 486 indígenas.

Datos del mismo instituto señalan que hasta 2005 se contabilizaban solamente 264 hablantes de la lengua kumiai, quienes representan uno de los cinco grupos indígenas nativos de Baja California y pertenecen a la familia etnolingüística yumana.

Los investigadores de la Escuela de Ciencias de la Ingeniería y Tecnología (Ecitec) de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) desarrollan el videojuego titulado La senda de Jatñil, en el que se plasma la cultura kumiai, como herramienta para su promoción.

El objetivo de los especialistas es posicionar la cultura kumiai tanto en la población bajacaliforniana como en el turismo de la entidad, a quienes perciben como potenciales consumidores de las artesanías y servicios turísticos que esta comunidad indígena ha creado.

Los kumiai son un grupo yumano como los cucapá, kiliwas, paipai y cochimíes; sin embargo, han despertado el interés de los investigadores por compartir su condición como población fronteriza.

El desarrollo del videojuego La senda de Jatñil no es el primer proyecto del cuerpo académico Diseño y Comunicación en torno a la cultura kumiai. En 2013, con el interés de rescatar la identidad, historia y cultura regional, el cuerpo académico indagó el lenguaje gráfico de la etnia bajacaliforniana.

La maestra Isabel Salinas Gutiérrez, profesora investigadora de la UABC y líder del cuerpo académico Diseño y Comunicación, explicó que dado que los grupos kumiai están asentados tanto en México como en Estados Unidos, compararon su producción artística en ambos lados de la frontera.

“Lo que ellos hacen principalmente es cestería, no es lo único, es lo principal, y a partir de su producción material comparamos los grupos de San Diego, California, con los descendientes de este lado de la frontera y encontramos que estéticamente continúan sus similitudes”.

Mediante el proyecto, los investigadores caracterizaron las formas de comunicación más representativas de los kumiai y confirmaron que, aunque no hay diferencias en su estética, las comunidades de Baja California se han desarrollado de una forma muy distinta a las de San Diego.

“La metodología nos la tenemos que traer de un montón de áreas distintas. De la museografía usamos la forma en que caracterizan las piezas pero nosotros tuvimos que sacar una muestra fotográfica, vectorizarla, para poder llegar hasta el trazo de las piezas mismas”.

La maestra Isabel Salinas enfatizó que el trabajo del cuerpo académico que lidera tiene como principal interés las expresiones culturales de la región, desde su perspectiva como especialistas en comunicación visual.

Aclaró que no es objetivo del cuerpo académico continuar desarrollando proyectos para otros grupos étnicos de la región, además del kumiai, sino que seleccionarán todos aquellos tópicos en los que la cultura local se acerca al diseño de hipermedios para la comunicación visual.