La chía y su función contra la hipertensión

Chía

(Agencia Informativa Conacyt).- La chía (Salvia hispanica L.) es una de las semillas más populares de los últimos tiempos, debido a la accesibilidad de su costo, así como a los múltiples aportes nutrimentales, tales como fibra, antioxidantes, calcio, proteínas, además de ser una de las fuentes vegetales más rica en ácido graso omega 3.

Aunque su popularidad se dimensiona en tiempos recientes, esta semilla ha sido por siglos un alimento básico en las culturas mesoamericanas, pues los mayas y los aztecas la utilizaban para preparar medicinas.

Su uso en la actualidad se da en diversas presentaciones, gracias a su versatilidad de consumo, pudiendo añadirse al agua, frutas y ensaladas, así como en la preparación de batidos y panadería, o bien una ingesta directa.

Sin efectos secundarios

Sin embargo, las propiedades de la chía no son solo un complemento para una dieta saludable, ya que sirve de igual forma como un insumo de prevención y tratamiento contra la hipertensión, sin los efectos secundarios de los medicamentos clínicos.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, el doctor en ciencias biológicas e investigador de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL), Jesús Vázquez Rodríguez, explica los resultados de sus estudios sobre los extractos de la chía contra la hipertensión.

Aunque en Internet circulan múltiples métodos para bajar de peso y, a la par, combatir la hipertensión, que resultan ser falsos, la Revista Mexicana de Ciencias Agrícolas publicó en su edición septiembre-noviembre de 2017 un artículo titulado “Chía (Salvia hispanica) situación actual y tendencias futuras”, donde muestran la relación entre el consumo de chía y la pérdida de peso.

En el estudio se comprobó que una suplementación de 35 gramos de harina de chía en la dieta de humanos por 12 semanas logró reducir significativamente el peso y la circunferencia, gracias a su alto contenido de omega 3 que suprime el apetito, optimizando la oxidación en los lípidos y el consumo de energía.

Además, dicha publicación establece que el omega 3 contenido ayuda al control de la glucosa después de ingerir alimentos, situación que favorece la presión y coagulación de la sangre.

El omega 3 es uno de los ácidos grasos esenciales, encontrados principalmente en el pescado, pero la chía puede actuar como sustituto de esta ingesta.

“Normalmente la suplementación del omega 3 se obtiene por medio de agentes del pescado, algo que la semilla de la que hablamos contiene en grandes cantidades. Esto se acentúa en la actualidad con el boom vegano, pues quienes siguen este tipo de régimen pueden obtener el omega 3 vía la chía”, afirma el investigador de la UANL.