Identifican sustancias que evitarían progresión de daño renal

Riñón

(Agencia Informativa Conacyt).- Un grupo de investigadores mexicanos, encabezado por la doctora Martha Franco Guevara, adscrita al Instituto Nacional de Cardiología Ignacio Chávez, identificó a través de un modelo animal un mecanismo que ayudará a prevenir la progresión del daño renal ocasionado principalmente por hipertensión.

En entrevista para la Agencia Informativa Conacyt, la doctora que forma parte del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) nivel III, explicó que la investigación fue centrada en el riñón porque aun cuando se controlan los factores que ocasionan el daño, una vez que el órgano está afectado, su proceso degenerativo es irreversible y progresivo.

De acuerdo con el estudio “Epidemiología de la insuficiencia renal crónica en México”, cada año se suman 40 mil nuevos casos y la tasa de crecimiento para este padecimiento, que en muchos casos deriva del mal tratamiento de otras enfermedades crónico degenerativas (como hipertensión y diabetes), es de 11 por ciento anual.

Martha Franco Guevara : En mi laboratorio estamos estudiando diversas sustancias, de las cuales tenemos conocimiento a través de la literatura científica, que pudieran servir para evitar se siga dañando el riñón una vez que inició ese proceso de lesión, e incluso que se detenga.

Este proyecto, que ha sido financiado por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) a través del Fondo Sectorial de Ciencias Básicas, es novedoso no por el estudio de las sustancias en sí, sino por la investigación en torno a los receptores del trifosfato de adenosina (ATP, por sus siglas en inglés), la molécula de energía con la cual funcionan todas las células, ya que hasta ahora no se conocía la existencia de receptores renales que se alteran en varias enfermedades, entre ellas la hipertensión arterial.

De este trabajo, incluso se han derivado dos artículos científicos considerados por la propia comunidad como novedosos. En ellos se observan importantes hallazgos como la modificación de la función del riñón en forma aguda a partir del bloqueo de los receptores nocivos (P2X1 y P2X7) y avanzamos en la hipótesis de que la normalización de la función renal también pueda ocurrir en forma crónica.