Benjamín Barón Sevilla y su pasión por los peces marinos

Peces Marinos

(Agencia Informativa Conacyt).- Su motivación era dedicarse a una actividad que derivara en beneficios para la humanidad. No sabía si estudiaría medicina, biología o arquitectura, pero el factor determinante era desempeñar una actividad que contribuyera al desarrollo social.

A punto de terminar la preparatoria, Benjamín Barón Sevilla evaluó que sus intereses estaban orientados hacia las ciencias naturales y, con el firme propósito de ayudar a la gente, optó por estudiar biología en la Facultad de Estudios Superiores Iztacala de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

“Pensaba que como médico podía ayudar a algunas personas, en cambio haciendo cosas en materia de biología, podía yo ayudar a más gente o contribuir de mejor manera y eso fue por lo que elegí biología, pero siempre me gustó mucho”, compartió en entrevista con la Agencia Informativa Conacyt el ahora especialista del Centro de Investigación Científica y de Educación Superior de Ensenada (CICESE).

Resaltó que el trabajo de sus profesores de biología, física y química en la preparatoria también fue un componente decisivo para que eventualmente decidiera realizar su carrera como investigador.

Tras concluir la carrera de biología en la UNAM, Benjamín Barón recibió la invitación de uno de sus profesores de licenciatura para trabajar en un centro de investigación del Instituto Politécnico Nacional (IPN) en Oaxaca.

Uno de los principales logros que el doctor Benjamín Barón ha obtenido como investigador es la instalación del Laboratorio de Peces Marinos en el Departamento de Acuicultura del CICESE, donde comenzaron trabajos con peces lenguado y caballitos de mar.

“Inicié, junto con Juan Pablo Lazo, acciones para trabajar con peces marinos, yo hice mi tesis con peces dulceacuícolas, en reproducción, control de sexo, pero siempre había querido trabajar con peces marinos; empecé haciendo propuestas de proyectos a diferentes instancias, obtuve fondos, él también, juntamos nuestros fondos e iniciamos el Laboratorio de Peces Marinos”, relató.

Inicialmente el laboratorio era una estructura modesta, una especie de invernadero, pero poco a poco fue recibiendo inversión hasta obtener recursos del gobierno federal, con lo que pudieron construir instalaciones al nivel de la investigación que se desarrolla en el CICESE.