Las matemáticas interpretan la realidad: Roberto Alonso Sáenz

Matemáticas

Poder Judicial

(Agencia Informativa Conacyt).- El doctor en matemáticas aplicadas y ciencias computacionales por la Universidad de Iowa, Roberto Alonso Sáenz Casas, nivel I en el Sistema Nacional de Investigadores (SNI), desarrolla sus investigaciones en el área de biología matemática y epidemiología matemática.

“Hay varias preguntas abiertas que trabajo en mis investigaciones. Un aspecto interesante en el proceso de tratar de responder estas preguntas consiste en crear nuevos modelos o nuevas herramientas dentro de las mismas matemáticas para describir algún fenómeno”, explicó el matemático, originario de Ciudad Juárez, Chihuahua.

En 2003, Sáenz Casas estudió la maestría en matemáticas en la Universidad de El Paso, Texas, en Estados Unidos, y en 2001, la licenciatura en matemáticas en la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez (UACJ), en Chihuahua.

“Mi interés por las matemáticas surgió en el bachillerato cuando participé en las Olimpiadas de matemáticas y la relación que tenía con compañeros y profesores me hizo darme cuenta que podía dedicarme a estudiar esta disciplina”, expresó el profesor investigador de la Facultad de Ciencias de la Universidad de Colima (Ucol).

Después, mientras estudiaba la licenciatura, Roberto Alonso Sáenz se interesó más en las aplicaciones matemáticas y su interacción con la biología.

“Tuve la oportunidad de participar en un verano de investigación en el área de biología matemática y me gustó la idea de resolver preguntas biológicas a través de las matemáticas”, señaló durante la entrevista con la Agencia Informativa Conacyt.

Para él, la biología, como cualquier otra área del conocimiento, puede beneficiarse de las matemáticas en diferentes aspectos, como en epidemiología para describir cómo crecen las epidemias; en inmunología para observar cuáles son las relaciones entre las distintas células del sistema inmunológico; y en farmacología para determinar las dosis más eficientes de medicamentos que deben administrarse para controlar una enfermedad. Además, las matemáticas describen procesos evolutivos de especies por medio de modelos probabilísticos.

Existen otras áreas del conocimiento en donde las aplicaciones de las matemáticas son más claras como en física, química e ingeniería, indicó Sáenz Casas.

Al concluir su doctorado, el matemático realizó una estancia posdoctoral, de 2006 a 2011, en la Universidad de Cambridge, en Inglaterra, en el Departamento de Matemáticas Aplicadas y Física Teórica, en donde estudió una epidemia del virus de influenza aviar que se presentó a finales de la década de los noventa en Europa.

“Durante la epidemia, en un periodo de un año y medio, se habían observado dos subepidemias distintas; una producida por una cepa del virus que no era tan patogénica y no mataba las aves, que eventualmente cambió a una cepa que era cien por ciento mortal”, explicó.

Por ello, en su estancia posdoctoral se dedicó a estudiar la relación entre los dos virus para conocer a nivel dinámico las características de estas dos cepas, en términos de un modelo matemático.

“Al final de la investigación encontramos que no había ninguna diferencia entre las dos cepas en lo que se refiere a su tasa de transmisión. Esto es interesante porque en general se piensa que una epidemia con una cepa de un virus, que es más patogénico, tiene que ser más infeccioso o transmisible para poder balancear que está matando a sus hospederos”, especificó durante la charla realizada en su cubículo.

Afirmó que uno de los principales objetivos en esta línea de investigación es encontrar los mecanismos para que la epidemia sea lo menos dañina posible en términos de prevención o de control.

Durante un año, de 2011 a 2012, colaboró en el Instituto de Biología Integrativa, en Zurich, Suiza, en donde continuó trabajando con preguntas sobre resistencia viral, lo que ya había investigado en la Universidad de Cambridge.

“Por lo regular uno no trabaja en un solo proyecto a la vez, sino que desarrolla varios de manera paralela porque casi nunca está claro en dónde comienzan y en dónde terminan las investigaciones”, mencionó el matemático.

Sus proyectos sobre resistencia a medicamentos se derivaron del estudio del virus de influenza dentro de un individuo, con el propósito de conocer cómo se expande la infección y cómo reacciona el sistema inmunológico.

Sus investigaciones las ha presentado en congresos nacionales e internacionales. En sus ponencias ha presentado diversos temas como cuantificación de la transmisión del virus de influenza aviar; dinámica viral del VIH: resistencia a medicamentos y mutaciones del virus; optimización y análisis numérico y modelo anidado para la propagación de cepas de VIH resistentes a antirretrovirales, entre otros.

En el XVII Congreso Nacional de Biotecnología y Bioingeniería, realizado en Puerto Vallarta, Jalisco, en junio del año pasado, presentó la conferencia Modelado matemático de la producción de fructooligosacáridos en biorreactores.

Después de haber trabajado en Inglaterra y en Suiza, Roberto Alonso Sáenz se incorporó en 2012 a trabajar en la Facultad de Ciencias de la Ucol, como profesor investigador, en cuya institución ha continuado sus investigaciones sobre enfermedades virales, epidemias y resistencia a medicamentos.

“Las matemáticas son una manera de observar e interpretar la realidad en que vivimos y en mi caso es más obvio usar modelos matemáticos para describir procesos biológicos. Las matemáticas proporcionan una manera lógica de pensar y razonar, partiendo de ciertas reglas que son muy claras para seguir el juego”, aseguró.