PlanTECC, investigación especializada en plantas y microorganismos Ubicado en el Cinvestav Unidad Irapuato, Guanajuato

Camerita CINVESTAV IRAPUATO

(Agencia Informativa Conacyt).- En un esfuerzo por conjuntar el trabajo científico y tecnológico especializado en plantas, cultivos vegetales y microorganismos que responda a las necesidades del sector agrícola y alimentario, el Centro de Investigación en Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN) Unidad Irapuato, el Centro de Investigación y Asistencia en Tecnología y Diseño del Estado de Jalisco, A.C. (Ciatej) y la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) Unidad León, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se integraron en el Laboratorio Nacional PlanTECC.

Ubicado en el Cinvestav Unidad Irapuato, Guanajuato, el Laboratorio Nacional PlanTECC, desarrolla investigación enfocada a la caracterización y mejoramiento genético de especies vegetales y microbianas, además de ofrecer servicios en el ámbito biotecnológico para la evaluación de plantas bajo condiciones controladas.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, el investigador del PlanTECC especializado en ingeniería genética por parte del Cinvestav Unidad Irapuato, Axel Tiessen Favier, detalló las líneas de investigación que se desarrollan en este laboratorio nacional, su infraestructura así como los servicios que ofrece al sector agrícola de todo el país.

Tiessen Favier sostuvo que uno de los servicios que tiene más demanda de investigadores externos es el de identificación de proteínas, que se realiza en laboratorio de proteómica a través de geles de dos dimensones y el análisis por espectometría de masas.

“Los equipos de masas también los utilizan los investigadores del PlanTECC para otro tipo de estudios, como análisis metabolómicos que les solicitan empresas de plaguicidas o agroquímicos, interesadas en conocer y evaluar los efectos de sus productos en las plantas”.

Respecto a las instalaciones del laboratorio nacional PlanTECC, el investigador del Cinvestav Irapuato destacó que cuentan con una diversidad invernaderos recubiertos con diferentes materiales, como vidrio, policarbonato o plásticos, así como campos a cielo abierto y cámaras de crecimiento con condiciones asépticas y cerradas. Toda esta infraestructura les permite crecer las plantas bajo diferentes condiciones, evaluando la interacción con otros microorganismos, y así establecer el vínculo entre el fenotipo y el genotipo, diferenciando el grado de impacto por el ambiente.

“Entre nuestra infraestructura para crecer plantas, podemos destacar el invernadero de bioseguridad que no hay muchos en México con esas condiciones: tiene exclusas y una trampa de polen que impide la salida de material y de polen transgénico. Otra instalación importante e única es la cámara de crecimiento MAC 750, que es una de las más grandes, mejor equipadas y controladas en todo el país. Esta tiene recicurlación interna de aire con trampa para esporas y polvo, lo que permite crecer plantas libres de patógenos, usando condiciones de temperatura humedad mucho más controladas que los invernaderos comerciales.

Destacó que se manejan diferentes fotoperiodos e intensidades lúminicas usando lámparas LED de diferente longitud de onda, lo que permite hacer experimentos con plantas creciendo bajo condiciones controladas con luces rojas, amarillas, blancas o azules.

El investigador del PlanTECC especializado en ingeniería genética indicó que la cámara de crecimiento, diseñada para realizar estudios de respuesta al ambiente de plantas y semillas, permite además mantener las condiciones controladas que requieren las plantas durante todo el año.

“Aquí podemos ver los efectos en el fenotipo de las plantas, por ejemplo, si producen alcaloides o azúcares y en qué medida. Podemos variar la intensidad de la luz y la duración del fotoperiodo ya sea 8 horas o 16 horas y obviamente el control de la temperatura y humedad, para que las plantas crezcan realmente con las mismas condiciones en cualquier época del año. Los fotoperiodos y temperaturas son muy diferentes en febrero, mayo, septiembre o diciembre. Eso nos generaba ciertas variaciones en los experimentos de los estudiantes cuando usan los invernaderos normales. Con la cámara Mac750 tenemos las mismas condiciones todo el año”.