Joven es operado con éxito a corazón abierto en la Secretaría de Salud

Hospital General de Irapuato

Guanajuato, Guanajuato. 7 de noviembre del 2017.- Un joven de 17 años fue operado con éxito del corazón en el Hospital General de Irapuato de la Secretaría de Salud de Guanajuato (SSG).
El paciente quién fue asaltado recibió una puñalada en el tórax, por lo que fue llevado de manera urgente a un hospital privado, sin embargo, después de cuatro horas de alta no reaccionaba adecuadamente y fue trasladado de urgencia al Hospital General de Irapuato.
El cirujano de turno vespertino del área de urgencias, Dr. Marco Antonio Ayala García, comentó que el paciente llegó en estado de shock y fue atendido de manera inmediata acorde al protocolo ATLS.
Bajo una política de atención especializada así se identificó la hemorragia interna por lo que se intervino de inmediato para drenar y se realizó un procedimiento de toracotomía para detectar el sitio de sangrado activo, ubicado en el pericardio, que es un tejido delgado que recubre el corazón.
Así a corazón latente se dio la sutura, la operación duró una hora y media y en total el paciente recibió cuatro unidades de sangre.
La Secretaría de Salud informó que gracias al equipo profesional de atención de urgencias, el banco de sangre y el equipo de cirugía, quienes trabajaron de manera conjunta, actuaron en tiempo récord con los protocolos de ATLS ( Apoyo Vital Avanzado en Trauma) y pudiendo así salvar la vida del paciente.
El joven ya se recupera en casa en la colonia 12 de diciembre de Irapuato, bajo los cuidados de su familia, informó la madre del paciente, la señora Alondra García.
Relató que desde el viernes que fue dado de alta, en este momento se recupera para seguir estudiando y trabajar.
“Un viernes en la noche fue el asalto le hirieron el pecho no pensó que fuera de gravedad sus amigos lo llevaron a una clínica privada y ahí le dieron primeros auxilios, salió caminando sin darse cuenta de la gravedad, estuvo en casa y ahí empezó a sentirse mal”.
Posteriormente el joven ingresó al Hospital de Irapuato grave por la perforación en el pulmón y corazón.
Sobre el servicio que le dieron reconoció que fue excelente “En verdad no quería que lo atendieran ahí, por tantas cosas que dicen”.
“Es una atención de veras de primera, con las enfermeras los doctores en lo limpio y todo”.