Desarrollan prototipo que genera luz a partir de plantas de ornato

Planta de ornato

Poder Judicial

(Agencia Informativa Conacyt).- De acuerdo con el documento “Prospectiva del sector eléctrico 2016-2030” elaborado por la Secretaría de Energía (Sener), aun cuando la cobertura eléctrica ronda 98.5 por ciento de la población mexicana, todavía existen cerca de dos millones de personas que no cuentan con el servicio, sobre todo aquellas asentadas en comunidades marginadas.

De acuerdo con el documento, esto es uno de los principales retos a vencer, es decir, concretar la cobertura de 100 por ciento de la población y, sumado a ello, llegar a esta implementando cada vez más las llamadas energías limpias. Al respecto, el documento elaborado por la Sener considera relevante la implementación de una estrategia de transición y promoción de nuevas tecnologías y combustibles limpios.

En ese contexto, la investigación que en las universidades y centros de investigación se realiza en torno a la generación de energía eléctrica, juega un rol muy importante con miras a superar esos dos grandes retos: generar más electricidad para llevarla a las personas que aún no cuentan con el servicio y hacerlo con base en nuevas tecnologías que sean amigables con el medio ambiente.

Y precisamente en la Universidad Politécnica del Valle de México, bajo la dirección del doctor José David Villegas Cárdenas, miembro nivel I del Sistema Nacional de Investigadores (SNI), se gesta un proyecto para generar energía eléctrica a partir de plantas de ornato, las cuales serían capaces de satisfacer las necesidades más básicas de una vivienda. La Agencia Informativa Conacyt charló en exclusiva con el también docente, quien explicó en qué consiste su trabajo de investigación.

En una primera fase, netamente experimental, documentamos que la duración para encender focos leds era superior a los 15 días de manera continua, lo cual nos llamó la atención. Así fue como arrancó el proyecto.

Posteriormente, junto con otra compañera que me ayuda a trabajar en las aleaciones, planteamos la hipótesis de que al tratarse de un electrolito orgánico, tarda mucho más en acabarse. En el caso de los electrolitos normales, como el ácido, pues este se va degradando hasta que llega un punto en el que no sirve, pero la tierra que se renueva constantemente gracias a las bacterias presentes en ella, su potencial es mucho mayor.

Fue así como decidimos contactar a una doctora especialista en procesos biológicos para que nos ayudara a determinar qué está sucediendo con la tierra que utilizamos para generar la electricidad, porque también hemos notado que a la par de esta cualidad, las plantas que se encuentran sembradas en ella están proliferando más que en las macetas que no estamos utilizando.