Sin pistas de doble crimen

Poder Judicial

Irapuato, Gto., 4 de octubre. La Procuraduría de Justicia no tiene pistas de los sicarios que acribillaron a una mujer y a su hijo en la colonia El Ranchito.
Y mientras esta dependencia informó que ambos fallecidos no tienen antecedentes penales, la Dirección de Seguridad dice todo lo contrario.
Víctor Caudillo Bravo de 18 años, tuvo ingresos por ingerir bebidas alcohólicas en la vía pública y riñas.
Mientras que Celia del Carmen Caudillo Bravo de 35 años, tuvo ingresos por robo y posesión de droga.
Informe de la PGJE
La noche del 2 de octubre, reportan dos personas sin vida en el Hospital General, presentan heridas por proyectil de arma de fuego, identificados como Cecilia del Carmen Caudillo Bravo de 35 años y su hijo Víctor Caudillo Bravo de 18 años, ambos de la colonia Independencia.
No cuentan con antecedentes penales; agregando familiares que se dedicaban a la venta de ropa y calzado, pero desconocen el motivo de la agresión.
Los hechos ocurrieron momentos antes en calle 8 de Mayo esquina con Bolívar de la colonia Independencia, donde al acudir Agentes de Investigación Criminal (AIC), localizan un vehículo marca Ford Windstar color guinda con gris, con daños por disparos y manchas de sangre.
Servicios Periciales recabó casquillos percutidos de varios calibres. Es la Unidad Especializada en Investigación de Homicidios quien toma el caso a fin de establecer un móvil de la agresión e identificar al o los responsables.
Ella era hermana de otro hombre ejecutado hace algunos meses en la colonia Primero de Mayo.
Los sicarios llegaron en un vehículo compacto y bajaron dos de ellos, eran cerca de las 20:00 horas y sin medir palabras, se acercaron a la camioneta y accionaron en repetidas ocasiones armas de grueso calibre.
Víctor logró escapar y correr a la calle 15 de Febrero; sin embargo, lo siguieron y le volvieron a disparar cayendo a media calle.