Por un doble homicidio ocurrido hace un mes en una finca abandonada en Pénjamo, JAVIER EMILIANO es detenido por PGJE y SSPE

Javier Emiliano "N"

Poder Judicial

Pénjamo, Gto. 03 de octubre de 2017.- La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE) han detenido a JAVIER EMILIANO “N”, acusado del homicidio de dos hombres, quienes fueron encontrados sin vida a principios de septiembre pasado, dentro de una finca en obra negra en la periferia de la ciudad de Pénjamo.
La Unidad Especializada en Investigación de Homicidios esclareció el crimen derivado del análisis científico de indicios hallados en el lugar y testimonios que sirvieron para recabar datos de prueba contra el inculpado, quien era amigo de las víctimas. Solicitando así la orden de aprehensión a un Juez de Control.
Agentes de Investigación Criminal (AIC) de esta Fiscalía y elementos de la SSPE fueron los encargados de materializar la captura en esta ciudad y presentarlo ante el Juzgado de Oralidad, donde se realizó la audiencia de formulación, señalado como inculpado en la muerte de Hugo Flores Gutiérrez y Javier Martín Rodríguez Aza.
Al término de la audiencia y a petición de los agentes especializados del Ministerio Público, se resolvió vincularlo a proceso, por el delito de homicidio, para lo cual se decretó prisión preventiva oficiosa por el tiempo en que dure la causa y se pueda establecer su culpabilidad en el doble crimen.
Fue la mañana del 03 de septiembre pasado, que se reportó la localización de dos personas sin vida dentro de una finca de calle Manuel Doblado en la colonia Loma, cerca de la unidad deportiva; los cuerpos presentaban varios disparos por arma de fuego. Ahí se dio inicio a las pesquisas que permitieron identificar al homicida.
De acuerdo a la investigación, la noche previa, en el lugar se encontraban ambos jóvenes, ya que acostumbraban reunirse ahí. Adonde llegó un amigo, con quien días antes habían discutido, por lo que molesto, se dirigió a ambos y portando un arma de fuego les disparó, para enseguida retirarse del lugar.