Usos constructivos para unicel reciclado

Unicel

(Agencia Informativa Conacyt).- Investigadores de la especialidad en materiales de la Facultad de Ingeniería, de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), investigan las prestaciones potenciales del poliestireno expandido (llamado unicel en México) como material para la fabricación de morteros para tabiques, pavimentos sin asfalto y nuevos concretos impermeables.

Estos proyectos, que son desarrollados por los investigadores del cuerpo académico de Materiales de la Facultad de Ingeniería Juan Bosco Hernández Zaragoza, Teresa López Lara, así como estudiantes de la licenciatura en ingeniería civil y el posgrado en construcción, tienen el objetivo de aprovechar los residuos de unicel que se utilizan en el embalaje industrial como insumo para la fabricación de materiales sustentables en la industria de la construcción.

Al respecto, el investigador del cuerpo académico de Materiales de la Facultad de Ingeniería de la UAQ, Juan Bosco Hernández Zaragoza, aseguró que estos trabajos se han desarrollado desde el 2011 a través de proyectos de posgrado y licenciatura donde, en una primera etapa, se consideró la fabricación de materiales ligeros a través de tabiques elaborados con cemento y el poliestireno expandido como agregado para reemplazar la arena.

Por su parte, la investigadora del área cuerpo académico de Materiales de la Facultad de Ingeniería, Teresa López Lara, explicó otra de las líneas de estudio en torno al reciclamiento de polímeros y su aplicación en pavimentos para reemplazar el asfalto.

“Estamos acostumbrados a los concretos con cemento agregado y asfaltos, un producto resultado de la ingeniería del petróleo que, además de que contamina, requiere un mantenimiento frecuente porque es de baja durabilidad. También hay que tomar en cuenta que la exposición a las altas temperaturas y los compuestos del asfalto pueden afectar la salud de las personas que trabajan con él. Nosotros pensamos en cambiar esa dinámica”, aseguró.

López Lara detalló que la propuesta consistió en la elaboración de un polímero con base de poliestireno expandido que tuviera características similares al asfalto.

“Empezamos a desarrollar el material con diferentes versiones y granulometrías. A partir de esto se generaron concentraciones con las que logramos avances muy significativos. La idea es bajar el uso del asfalto y en un futuro hasta reemplazarlo, obedeciendo las tendencias a nivel mundial respecto a la sustentabilidad”, destacó.

La investigadora del cuerpo académico de Materiales de la Facultad de Ingeniería aseguró que otra ventaja es el uso de agregados que se encuentran en la región, con lo que se evitan costos de transportación de los productos.

“No generamos ningún costo energético para su fabricación porque el poliestireno lo obtenemos de las industrias instaladas en la región. La versatilidad del producto permite que se pueda trabajar con él bajo condiciones climatológicas desfavorables e incluso sobre arenas, que por su naturaleza son de estructura inestable”, sostuvo.

Al respecto, el investigador del cuerpo académico de Materiales de la Facultad de Ingeniería de la UAQ, Juan Bosco Hernández Zaragoza, indicó que todos estos productos están en proceso de registro de patente, además de que la facultad está abierta a hacer convenios con empresas de la construcción para generar el producto y que puedan utilizarlo.

“Como investigadores estamos promoviendo el trabajo de los estudiantes para poder contar con un catálogo con productos que se adapten a las necesidades de las empresas, porque cada una de ellas requiere diferentes resistencias del material que puede ser utilizado para andadores, vías terrestres de estacionamientos o de alto tráfico e incluso para concretos permeables, además de que estamos trabajando en el proceso para reemplazar en un futuro el cemento” detalló.

El termoplástico celular

El poliestireno expandido (EPS, por sus siglas en inglés) es polímero termoplástico con una estructura celular cerrada llena de aire. Es un material que funciona como aislante térmico y acústico, con resistencia al impacto. Es utilizado en la industria de los alimentos, embalaje, manualidades y materiales para la construcción. De acuerdo con el Análisis de ciclo de vida de vasos desechables en México elaborado por la Asociación Nacional de la Industria Química (ANIQ), tan solo 0.5 por ciento de los vasos desechables de EPS es confinado al reciclaje después de su vida útil.