Raúl Dorra: el rigor y la armonía del lenguaje científico y poético

(Agencia Informativa Conacyt).- En 1976, inició una larga tribulación en Argentina que obligó al doctor Raúl Dorra Zech a exiliarse en nuestro país y ocupar una plaza en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) donde, un tiempo después y como resultado de su propia actividad académica, fundaría en 1998 uno de los espacios de investigación más importantes a nivel nacional en el estudio del lenguaje: el Programa de Semiótica y Estudios de la Significación (SeS).

La sociedad actual se comunica de muy diferentes maneras, con diferentes vehículos y a diferentes velocidades, desde la página escrita hasta la pantalla del teléfono celular. La interactividad es proliferante y hasta voraz. Hoy la página escrita es también —como hace siglos— la piel humana donde se inscriben ostensibles tatuajes. Un estudio de la significación tendría que servir para establecer los códigos y las gramáticas de los distintos lenguajes que interactúan. Un mensaje de texto, por razones de economía, por premura o búsqueda de eficacia, suele reunir signos provenientes de diversos lenguajes, incluso de primitivos sistemas pictográficos. Se trata de nuevas formas sincréticas donde a veces la novedad es el modo de incorporar lo antiguo. Se trata, por lo tanto, de nuevas prácticas significantes y la semiótica tiene mucho que decir al respecto. Actualmente la semiótica ha puesto mucha atención en las prácticas, desde la comunicación gestual hasta la intervención humana en el desarrollo de ecosistemas.

Raúl Dorra es miembro nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) y ha sido reconocido como miembro de la Academia Mexicana de Ciencias. En 2011 fue nombrado Miembro Correspondiente por Puebla en la Academia Mexicana de la Lengua y en 2016 ingresó a ella con el discurso Acerca del habla en México.

También en 2016, el H. Consejo Universitario de la BUAP resolvió por unanimidad otorgarle la medalla Francisco Javier Clavijero, la máxima distinción que esa casa de estudios reserva para sus académicos. Con más de 40 años de trabajo ininterrumpido como investigador, ensayista y literato, el doctor Dorra Zech platicó con la Agencia Informativa Conacyt.