Cae de 20 metros

Irapuato, Gto., 18 de septiembre. Un conductor originario de Salamanca se salvó de morir, tras caer al vacío de una altura de 20 metros cuando circulaba por la carretera de cuota Irapuato-Salamanca, al sufrir la ponchadura de una llanta.
La víctima, Luis Ramírez de 39 años, resultó con golpes en todo el cuerpo y la fractura en un brazo, fue llevado en una ambulancia al IMSS de Salamanca.
Ayer por la mañana, Luis, manejaba un Chevy, color blanco, con placas de circulación GTLR635 de Guanajuato, se dirigía a Salamanca por la carretera de cuota, cuando sobrevino el accidente.
Paramédicos de Protección Civil y de Cruz Roja así como elementos de Bomberos descendieron al canal y ofrecieron los primeros auxilios al chofer y único tripulante.
Tras laboriosas maniobras de rescate, la persona fue trasladada a la clínica del Seguro Social del municipio de Salamanca.