Trasladan a homicida

Guanajuato, Gto.- La articulación de esfuerzos de las autoridades policiales de Guanajuato con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de los Estados Unidos e Interpol México, derivaron en la entrega de un homicida con orden de búsqueda y arresto emitida por un Juez en el municipio de Yuriria.
El detenido, entregado a elementos de la Unidad Especializada en Mandamientos Judiciales con sede en Celaya, en la madrugada de este día en el hangar de la PGR en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, está acusado del homicidio de una mujer quien se encontraba afuera de su domicilio, la noche del 13 de marzo de 2005, en la calle Aztecas de la zona centro en la ciudad de Uriangato.
Identificado como Gregorio Gaytan Estrada, apodado El Goyo, de 33 años, con domicilio en ese entonces, en la calle Salvador Urrutia de la zona centro de Uriangato, este sujeto conducía un vehículo sobre la calle Aztecas y alcanzó a otra unidad que circulaba también a velocidad y realizaron detonaciones de armas largas, alcanzado a la fallecida, quien murió en forma posterior a consecuencia de las lesiones recibidas.
El Goyo fue identificado como quien tripulaba el vehículo desde donde se realizaron los disparos, lo que le valió una orden de arresto que pudo evitar al huir y cruzar la frontera con Estados Unidos.
Un mes después del homicidio, este sujeto cruzó la frontera cerca de Columbus, Nuevo México. A finales del mes de abril, la patrulla de fronteras de los Estados Unidos capturó a Gaytan y regresó voluntariamente a México.
En septiembre de 2005, la Procuraduría de Justicia del Estado obtuvo una orden de aprehensión contra Gaytan por homicidio calificado. Al saber que era buscado en todo el territorio estatal, el hoy detenido decide nuevamente volver a ingresar en los Estados Unidos y lo realiza en una fecha y un lugar no conocidos.
Las autoridades estadounidenses vuelven a conocer del homicida hasta el 14 de diciembre de 2006, cuando un tribunal del condado de Chester condenó a Gaytan por un periodo de cinco a diez años por secuestro y coacción forzada. El indiciado estuvo bajo custodia en la correccional estatal de Camp Hill y en el departamento de correcciones de Pennsylvania, en donde le cumplimentaron una orden de expulsión administrativa final.
En el mes de julio, ante la solicitud de las autoridades mexicanas, el departamento de prisiones de Pennsylvania entregaron al Goyo a los oficiales del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas para su disposición a a las autoridades mexicanas en Brownsville y su traslado a la Ciudad de México y posterior entrega a disposición de Un Juez Penal en la ciudad de Yuriria.
De esta forma, con apego a los tratados de colaboración, Gregorio, responderá por los hechos acreditados por la fiscalía y resolverá su situación legal en las próximas horas.