Con sustento en pruebas y evidencias presentadas por la PGJE un Juez impuso condena de 25 años con seis meses de prisión a homicida

Celaya, Gto. 18 de julio de 2017.- Con sustento en las pruebas presentadas por la PGJE, y bajo el sistema tradicional de justicia, un Juez encontró culpable a ALFREDO VARGAS GUZMÁN, apodado “El Tobías” por homicidio calificado y le impuso una condena de 25 años con seis meses en prisión.
Derivado de esta resolución de carácter jurídico que permite dar por finalizado este proceso, el inculpado cumplirá su condena en el CERESO local, de acuerdo al expediente 86/2013 radicado en el Juzgado Tercero Penal de Partido en Celaya.
Los hechos que dieron lugar a la presente causa criminal ocurrieron el 22 de diciembre de 2012, al filo de las 22:00 horas, cuando un numeroso grupo de personas celebraban una fiesta en el interior de un salón ubicado en la comunidad de San José de Guanajuato.
El hoy occiso Juan Manuel Ramírez Alvarado junto con cinco compañeros de trabajo participaban de un baile. Retumbaban en el espacio las notas musicales de un sonido local y mientras unos bailaban, en la mesa otros bebían de un tequila recién adquirido.
El ofendido se encontraba a punto de beber su copa, cuando alguien tropezó y provocó que derramara el líquido en sus pantalones, se trataba de “El Chilillo”, un sujeto con un tatuaje en forma de lágrima en la cara que, alcoholizado, trastabilló y alcanzó a tocar a Juan Manuel, lo que detonó una discusión que en segundos tomó forma de riña y en minutos botellas y golpes volaron entre éstos.
Aprovechando el momento en que ambos rijosos se agredían, el inculpado ALFREDO, apodado el “Tobías”, se acercó por la espalda al agraviado y utilizando una navaja que llevaba consigo, le tiró un golpe, causándole una herida en el costado, con lo cual empieza a sangrar y cae al piso.
Aprovechando el caos que se generó con la pelea, el agresor y el peleonero huyeron del lugar, mientras el ofendido se desangraba en el suelo. Al arribo de los cuerpos de emergencia, el lesionado ya no presentaba signos vitales.
La PGJE a través de la Unidad Especializada en Homicidios, inició una averiguación por el reporte de una persona fallecida por arma blanca y con la obtención de testimoniales y evidencias se logró la identidad del agresor, con lo cual se solicitó una orden de aprehensión que fue obsequiada en fecha 28 de mayo de 2013.
Con el mandato judicial en mano, agentes de Investigación Criminal apoyados por elementos de la SSPE cumplimentaron el ordenamiento legal y ALFREDO VARGAS GUZMÁN fue detenido el 19 de junio de 2013 y un día después rindió su declaración preparatoria respecto al homicidio de Juan Manuel.
Al cierre de la instrucción y con esta fecha, el indiciado fue encontrado culpable por el delito de homicidio calificado en agravio de Juan Manuel Ramírez Alvarado, y se le impuso pena privativa de libertad de 25 años con seis meses de prisión, con negativa de los beneficios de condena condicional o conmutación de pena.