Acribillados en Salamanca

Salamanca, Gto., 18 de junio. Casi en forma simultánea, en dos hechos diferentes en la localidad, fueron acribillados y y rematados con el tiro de gracia cuatro sujetos, dos eran hermanos, que andaban en vehículos y a quienes “cazaron”. El progenitor de una de las víctimas escuchó decir a los asesinos “venimos a ajustar cuentas”.
Solo en uno de los casos dos de las víctimas tenían antecedentes penales por droga y robo de vehículos, no hay detenidos. Los desconocidos utilizaron armas 9 milímetros y calibre 40.
La licenciada Roció Mayo, jefa de investigación de Tramitación Común, informó lo siguiente:
El primer caso
El sábado a las 2:30 de la tarde, llegaron heridos al Hospital General falleciendo más tarde, los hermanos Francisco Javier Romo Rodríguez de 24 años de edad, quien presentaba 10 heridas de arma de fuego, eran cinco entradas e igual número de salidas, una en sedal y la causa de muerte fue según la necropsia, por heridas en cráneo y cuello.
Juan Manuel Romo Rodríguez de 34 años, presentaba 15 lesiones por disparo de armas de fuego, siendo la causa de su muerte, heridas en el cráneo.
Ambos eran desempleados y la PGJE no tiene hasta el momento móvil de estos dos crímenes.
Los hechos sucedieron en la calle Yuriria con Irapuato en la colonia Guanajuato.
Los hermanos venían a bordo de una minivan color morado que presentaba disparos de diversos calibres.
Hay testigos
Testigos de los hechos refieren que estaban por el lugar cuando observaron una camioneta Caravan, color verde, modelo viejo, circulando por la calle Yuriria con dirección a calle Irapuato, cuando escucharon detonaciones.
En el lugar del doble crimen, las autoridades localizaron 20 casquillos 9 milímetros y cinco casquillos calibre 40.
El segundo caso
Minutos después del primer evento, la policía preventiva tuvo conocimiento de otros dos hombres asesinados.
Las víctimas se llamaron, Eduardo Antonio López Soria de 22 años, con domicilio en la calle San Antonio de la colonia San Roque y Luis Daniel Ortega Gutiérrez de 18 años, con domicilio en calle Insurgentes de la misma colonia, ambos en la localidad.
Andaban en un automóvil Golf, negro con blanco, cuando fueron atacados por la calle San Antonio.
Frente al número 958 quedó la unidad con los dos hombres muertos.
Uno de los occisos estaba de lado del conductor, según PGJE, tenía un disparo en la sien izquierda y el otro estaba del lado del copiloto y presentaba 12 disparos de armas de fuego calibre 9 milímetros.
Ambos occisos tenían antecedentes penales por posesión de narcóticos.
Según declararon familiares, ambos occisos estaban en una fiesta, “salieron a comprar comida, de regreso estaban a punto de llegar al lugar cuando se escucharon disparos, sale la familia, primero el papá y los ve en el auto muertos”.
Se ve que los asesinos los estuvieron cazando antes de atacarlos y habría dicho uno de ellos que iban a ajustar cuentas.
Los occisos, estaban procesados por posesión de narcótico y otro por robo de vehículos.