María “N” conoció a un hombre en Facebook, creyó era un menor como ella y compartieron imágenes sexuales; ahora él está en prisión condenado por pornografía infantil y corrupción de menores

Valle de Santiago, Gto. 07 de junio de 2017.- A sus trece años de edad, María “N” (nombre ficticio) aceptó la solicitud de amistad de un desconocido que recibió en su Facebook; según las fotos, se trataba de un joven, que desde el primer momento le gustó y comenzó a enviarle fotografías desnuda, que él le pedía insistentemente. Pero meses después se dio cuenta que en realidad se trataba de un hombre mayor que ella.
La última vez que se vieron, a escondidas, fue en la camioneta de él, a las orillas de la comunidad donde vivía, para tener contacto sexual en presencia de su prima, que siempre la acompañaba. Sin embargo, esa tarde fueron sorprendidos por familiares de la menor y con ello acudieron a denunciar al Ministerio Público.
El Centro de Justicia para las Mujeres (CJM) fue el encargado de tomar el caso y brindar atención médica y sicológica a la menor; aunado a ello se recabaron datos de prueba con los que se pudo obtener una orden de aprehensión contra RAFAEL “N”, quien fue detenido por Agentes de Investigación Criminal (AIC) y elementos de la SSPE.
De las pruebas presentadas, por los agentes especializados en Litigación, se estableció que Rafael usó una identidad falsa, haciéndose pasar por un adolescente y así enamorar a la menor, con quien compartió imágenes y videos de contenido sexual que ambos se tomaban. Fue hasta que se conocieron en persona, que María “N” se dio cuenta que en realidad ese joven de quien estaba enamorado, era su vecino de 50 años de edad, que incluso está casado. Aun así siguieron viéndose varias veces.
Al ser llevado el caso ante el Juzgado Único Penal de Oralidad en la ciudad de Valle de Santiago, se realizó la audiencia final, donde el Tribunal de Juicio Oral ha sentenciado a 12 años y seis meses de prisión al imputado, bajo los cargos de pornografía infantil y corrupción de menores; negándole algún beneficio de ley, por lo que estará en prisión purgando su condena.
Así como María “N”, muchos menores caen en la trampa de las redes sociales, donde adultos buscan engancharlos y enamorarlos para conseguir imágenes sexuales e incluso encuentros personales con sus víctimas, esto se conoce como “grooming”, un acto que puede ser prevenido, alertado y denunciarlo ante el Ministerio Público.
Con la campaña “No caigas en el GROOMING”, la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) invita a utilizar y compartir el hashtag #NoEsTuAmigoEsTu en las redes sociales, para identificar a posibles víctimas y prevenir algún desafortunado desenlace. Además, pone a disposición el número telefónico gratuito 01-800-368-6242, para denunciar la comisión de estas conductas.