AMSDA: seguirá caro el aguacate hasta agosto

Héctor Padilla Gutiérrez

• Cada año en esta época baja la producción
• Rechaza Héctor Padilla Gutiérrez motivo para que suba de precio la carne de pollo y el huevo
El presidente de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Agropecuario, Héctor Padilla Gutiérrez, comentó que va a continuar alto el precio del aguacate en todo el país y atribuyó su carestía a la baja en la producción que se da siempre en esta época del año, pero aseguró que la situación empezará a cambiar en el mes de agosto próximo cuando se estabilice el mercado interno del fruto que ha dado fama internacional a México.
“Si hay menos producto a nivel nacional, la consecuencia es que se dé un repunte en el precio, lo que se normalizará cuando las plantaciones entren a su producción normal y nos den más kilos por hectárea”, afirmó el presidente de la AMSDA tras reconocer que, en Jalisco, donde se desempeña como titular de la Secretaría de Desarrollo Rural, el precio del aguacate ha llegado a rebasar los 70 pesos por kilo, aunque en otras entidades la cotización supera los 90 pesos por kilogramo.
Héctor Padilla Gutiérrez dejó en claro que la producción fuerte de este alimento se da a partir de agosto y se estima que será abundante como ha sucedido en los últimos años, al grado de que, si en el Estado de Jalisco se produjeron en 2012 alrededor de 12 mil toneladas, en 2016 la producción se elevó mil por ciento al cosecharse 120 mil toneladas de aguacate.
En cuanto a los precios de la carne de pollo y de huevo, el secretario de Desarrollo Rural de Jalisco y presidente de los titulares del sector agropecuario en las 32 entidades del país afirmó que no hay ningún motivo para que se registren alzas en perjuicio de los consumidores ya que las granjas avícolas de Los Altos de Jalisco trabajan con normalidad, luego de que se detectó y erradicó la presencia del virus de la gripe aviar (AH7N3) en una estancia de Tepatitlán de Morelos, en donde quedó manifiesta la eficacia del esquema de vigilancia epizootiológica que se aplica en Jalisco para el combate de esta enfermedad.
Héctor Padilla Gutiérrez rechazó que lo anterior haya afectado el inventario de aves de postura y de carne, por lo que tampoco hay bases científicas de impacto en la salud pública humana ni en la propagación a otras granjas, dado que se procedió al sacrificio de la totalidad de las aves donde se encontró el virus, aunque los animales no manifestaban la enfermedad.
No obstante, enfatizó que se continuará reforzando todas las medidas de bioseguridad, al interior de las granjas, la movilización y transporte de los productos avícolas y los subproductos. Es por eso que la avicultura de Jalisco, sobre todo en Los Altos, se encuentra bajo vigilancia especial por el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA), desde junio de 2012 cuando se registró un brote de influenza aviar.
Finalmente, recordó que Jalisco es líder nacional en la producción de huevo de plato pues las granjas jaliscienses aportan 55 por ciento de la producción mexicana de huevo, lo que representó dos millones 716 mil toneladas en 2016, según dato de la Unión Nacional de Avicultores con fuente en la SAGARPA.