Se esperan lluvias y granizadas en el estado, alerta Meteorológico de la UG

Poder Judicial

Guanajuato, Gto., a 10 de marzo de 2017.-Hay una alta probabilidad de que se presenten lluvias en el estado, vientos e incluso granizo, debido a los efectos del frente frío número 33 y a dos zonas de inestabilidad atmosférica, informó Luis Miguel Campos, del Observatorio Meteorológico de la Universidad de Guanajuato (UG).
Explicó que el retiro del sistema frontal número 33 permite la entrada de humedad que viene del Golfo, y en Guanajuato afecta sobre todo a la zona norte, en municipios como San Luis de la paz, San Miguel de Allende y San Felipe. En la zona sur, se sentirán los efectos en Manuel Doblado, Purísima y san Francisco del Rincón. En esas zonas se espera viento, lluvia y granizo.
Respecto a las temperaturas máximas, el Observador del Meteorológico dijo que en el norte del estado se espera que el termómetro llegue a los 28 y 30°C, mientras que las temperaturas mínimas oscilarían entre los 8 y 10°C. En la zona centro sur, la temperatura máxima estaría entre los 30 y 32°C.
Un caso particular, señaló Luis Miguel Campos, es el de Dolores Hidalgo, en donde el termómetro ha llegado a los 33°C, y se espera que mantenga parámetros similares durante este fin de semana. Sin embargo, en el mismo municipio hay zonas en donde las temperaturas han sido muy bajas, entre los 6 y 5°C, y se prevé que se mantenga esta tendencia.
También se pronostica un clima frío en San Felipe, Coroneo, Ocampo y Manuel Doblado, con cifras que oscilan entre los 5 y los 9°C.
En términos generales, el pronóstico para el estado de Guanajuato durante las próximas 72 horas es de mañanas y noches frescas, días templados y cálidos, cielos nublado, lluvias (sobre todo en la tarde-noche), vientos moderados y caída de granizo en algunos municipios.
En consecuencia, el Observador del Meteorológico de la UG advirtió la posibilidad de que el granizo dañe los cultivos, recomendó a la población mantenerse al tanto del reporte del clima y tener especial cuidado al manejar en la carretera, pues debido a las lluvias y las condiciones de los caminos se incrementa la probabilidad de que se presente un percance.