El consumo popular se está viendo afectado por la devaluación del peso

Poder Judicial

México CDMX.- En las últimas tres semanas el peso se ha devaluado frente al dólar de manera acelerada llegando a alcanzar hasta los $20 MXN; esta devaluación afecta de manera directa a toda la economía nacional. Basta con revisar que diariamente se comercializan más de 20 mil millones de pesos diarios, está claro que el costo de las importaciones generadas se ha visto directamente afectado.

Las declaraciones de José Antonio Meade, Secretario de Hacienda ante el congreso deben de tomarse con seriedad absoluta ya que al aceptar que estamos en un momento crítico de importante austeridad, no es necesario leer entre líneas las consecuencias desastrosas que se pueden presentar en la economía si no se actúa en consecuencia y de manera inmediata en la implementación de acciones que permitan activar el mercado interno del país.

Para ANPEC la devaluación del peso es un síntoma más del momento crítico que atraviesa el país, motivo de preocupación nacional y en esta coyuntura nuestros representantes en las Cámaras deben de asumir con toda responsabilidad su investidura y tomar decisiones en beneficio de la población fortaleciendo la economía de las familias y no castigarla más.

“En estos momentos no hay condiciones para crear nuevos impuestos ni elevar los existentes ya que la situación económica por la que atravesamos no lo permite. La gente no tiene para pagar lo que necesita, no le alcanza con lo que tiene y menos le alcanzará si siguen castigándolos por la vía de los impuestos. ANPEC se manifiesta en contra de esto, porque no son tiempos de improvisar y no hay condiciones para seguir provocando más a la gente”. señaló Cuauhtémoc Rivera, Presidente de la ANPEC.

La Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes declara que la situación es altamente preocupante, especialmente por la inminente afectación en la economía de las familias mexicanas debido a que el 47% del maíz que se consume en México es de importacion, mismo caso con el trigo y los productos lácteos con cifras de 32% y 35% respectivamente. Dichos productos son la base de la alimentación del mexicano pues de ellos derivan la tortilla y el pan.

Todo esto, generará una burbuja inflacionaria, afectando el consumo de la ya deteriorada economía familiar en nuestro país, empobreciendo aún más a los 55 millones que viven en pobreza y pobreza extrema, otro claro ejemplo será el caso del huevo debido a que año con año se estima la importación de 29,834 toneladas a México.

La devaluación del peso obedece a una inestabilidad generada por un grave endeudamiento por el que nos cobran altas tasas de interés, sumado a una campaña en contra nuestros compatriotas mexicanos que trabajan en Estados Unidos, misma que ha sido orquestada por Donald Trump.

Trump pretende criminalizar a los connacionales, cuando de lo único que son responsables es de aportar con su trabajo riqueza a nuestro vecino del norte, incluso el candidato a la presidencia de los Estados Unidos amenaza con renegociar el TLC, mismo que ha creado un generado un económico en la región.

El pretender reducir el comercio entre nuestras naciones, así como el buscar construir un muro en nuestra frontera es el tufo maloliente que trae en campaña el candidato a la presidencia de los Estados Unidos de Norte América. ¿Cómo fue que dejamos que el enemigo entrara a nuestra casa? Nadie ha sido capaz de explicarle al pueblo este hecho inaudito.

NI el presidente, ni nuestros legisladores han tenido la decencia de dar la cara para explicar qué fue lo que lo llevó a traer a este triste célebre personaje que tanto daño le está generando a nuestro país.

ANPEC ratifica dos grandes realidades; la devaluación del peso nos está perjudicando a todos los mexicanos y en este momento Más impuestos es igual a más pobreza. #niunpesomas